Menú Portada
Mientras su principal sociedad inmobiliaria cerró con pérdidas de 609.244 euros

Ibercaja concede al vocal de su Consejo de Administración, Enrique Viejo Ximénez, 4,53 millones en préstamos para sus empresas

Febrero 22, 2012

Este importe se instrumentalizó con dos préstamos hipotecarios de 1,97 y 2,55 millones a 28 y 27 años, respectivamente

A esto hay que añadir otros dos avales que la caja aragonesa le concedió por un total de 1,13 millones

Los activos de Acebos Promociones pasaron de los 2,36 millones en 2009 a tan sólo 0,5 millones el año siguiente


La reforma financiera y la restructuración del sector continúan con una marcha más. Y en este acelerón ha entrado con fuerza Ibercaja, en concreto en su interés por la compra de Unnim. Y es que en dos semanas se conocerá su nuevo dueño y por ello el lunes finalizó el plazo para presentar ofertas vinculantes al Banco de España, y junto a la caja aragonesa sólo Santander, BBVA y Popular entregaron ofertas en firme.

Y es que la cúpula de Ibercaja ha reconocido siempre su deseo de comprar Unnim e incluso ambas entidades mantuvieron conversaciones antes de la intervención de la segunda hace unos meses.  Pero muchos ven mucho más allá y piensan que después de esa compra si finalmente se consigue se fusionaría con Banca Cívica para poder competir a nivel del Sabadell o del Banco Popular.

Si todos estos futuribles se cumplen habrá cambios en sus órganos de gestión y los miembros de la entidad presidida por Amado Franco, pero mientras tanto tienen privilegios muy lejanos de la realidad de particulares y pequeñas y medianas empresas, como es la obtención de créditos.

Más de 4,5 millones de euros en préstamos y 1,1 millones en avales

Y es que los miembros de los órganos de gobierno de la Caja acumulan millones de euros en préstamos a su nombre o de sus sociedades, tarjetas de crédito o avales. En concreto y sólo para los miembros del Consejo de Administración en el 2010 superaban los 8,4 millones de euros.

Entre ellos quien se llevaba la palma era Enrique Viejo Xímenez, renovado en 2010 como vocal en representación de los impositores. Y es que a cierre de 2010 tenía concedidos dos préstamos hipotecarios a favor de sus sociedades por un valor de 4,53 millones de euros, e en concreto de 1,97 millones a 28 años y 2,55 millones a 27 años. Plazos excesivamente largos para ser el beneficiado una empresa.

Pero no sólo eso, además tenía abiertos dos avales por los que pagaba una comisión de tan sólo el 1% por un total de 1,13 millones de euros. A esto hay que añadir otros dos avales que la caja aragonesa le concedió por un total de 1,13 millones

Empresas con problemas

Pero el beneficiario no pasa por sus mejores momentos. Además de ser administrador solidario de un despacho de abogados, Viejo Ballesteros Abogados SLP con un capital social de 3.000 euros, y tener otra sociedad, Maxim Inversiones y Negocios SL también con un capital mínimo de 3.010 euros, es administrador de la empresa inmobiliaria Acebos Promociones y Proyectos SL, cuyo balance ha cambiado drásticamente en tan sólo un año.

Y es que mientras en el 2009 cerraba con unos activos de 2,36 millones de euros, en 2010 cerraría con menos de una cuarta parte, 551 mil euros. Gran parte de ello es debido a los malos resultados del año, ya que en ese ejercicio cerraría con más de 609 mil euros de pérdidas más de 122 veces más que los 4.989 euros negativos con los que cerró el año anterior.

Una trayectoria que desde luego tienen muchas empresas pero no todas ellas tienen la suerte de obtener créditos y menos de esa cuantía.

Y mientras tanto, la Asociación Española de Banca afirma que esta año seguirá siendo muy difícil la concesión de créditos. Ver para creer.