Menú Portada
Federecion Futbol, CSD, Angel Villar, Blatter, elecciones, asamblea
La asamblea extraordinaria convocada por Villar tendrá la opción de aprobar o no la modificación de los estatutos

Hoy, el día D y la hora H para la Federación Española de Fútbol: elecciones o desacato

Marzo 2, 2008

Hoy, a partir de las 12.30 horas, en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, la Federación Española de Fútbol (RFEF) celebrará la asamblea extraordinaria en la que la junta directiva que preside Angel María Villar pretende modificar los estatutos federativos, aprobar las cuentas de 2007 que no están auditadas y adoptar oficialmente su desacato al ordenamiento jurídico español.

pq__villarconcalderon.jpg

Todo llega y para Villar ha llegado la hora. ¿Mantendrá su órdago a la Administración española y decidirá no cumplir la orden ministerial que ordena la convocatoria de elecciones antes del 31 de marzo? Los precedentes son todos negativos para Villar. La Audiencia Nacional ya le ha dicho por duplicado que no suspende cautelarmente su aplicación y que cuando dicte sentencia ya se pronunciará sobre la legalidad de la misma. De entrada ya le ha dicho el juez que si suspendiera esta orden estaría en vigor la de 2004, que es igual.
El pasado jueves parece que toda la junta directiva respaldó la postura, pero el CSD ya advirtió el viernes que si aprueban el cambio de estatutos estarán incurriendo en una vulneración de la Ley. Y nosotros añadimos que no sólo el presidente y la junta en su totalidad, sino también los asambleístas que voten a favor. Como cuestión previa, las federaciones de la oposición impugnarán el orden del día, pero evidentemente los responsables federativos se lo saltarán por el forro de sus caprichos, con lo que está asegurado que la impugnación acabará en un juzgado de guardia. Todo ello al margen de que en cuanto se adopten medidas contra la ley vigente, será la Junta de Garantías Electorales, que trasladará el caso al Comité de Disciplina Deportiva (CEDD).
En ese caso estaremos ante la incoación de un expediente disciplinario para la junta directiva.
La Ley del Deporte de 1990 contempla la inhabilitación de dos meses a un año (artículo 79,2.) e incluso la destitución por infracciones muy graves de los presidentes y órganos de gobierno de las federaciones deportivas. Entre este tipo de infracciones incluye el incumplimiento de los deberes o compromisos adquiridos con el Estado y los deportistas. O sea, que podríamos estar ante un supuesto de que la JGE tendría que ordenar la formación de una comisión gestora que convoque las elecciones, a la que no podrían acudir los procesados o inhabilitados.

Ante la inhabilitación y procesamiento

Por cierto, sólo para desmemoriados, que Villar y el vicepresidente Juan Padrón están procesados por la mala gestión de las subvenciones estatales, que la RFEF ya tuvo que devolver casi cinco millones de euros por mala justificación, y que todo aquel proceso se inició con el PP en el poder. Lo digo por los periodistas pesebreros que se creen el discurso de Villar en el sentido de que un cambio de Gobierno el 9 de mayo variaría la situación federativa: tu-ru-rú.
Será el momento de ver qué hace la FIFA con sus amenazas de expulsión del fútbol español. Tranquilos, que ni el propio Blatter lo dice convencido de ello. Igual en Bananalandia hubiera calado su mensaje, pero no en una democracia como la española, la octava potencia económica mundial, que en cuanto se lo proponga echa encima de la FIFA, una entidad suiza, a la Comisión Europea.
Es pues un pulso sin medir las fuerzas por parte de Villar y los suyos que le va a costar muy caro, salvo que la asamblea sea inteligente, no le dé su apoyo y no quede más remedio que fijar las elecciones para el mes de julio como muy tarde. Si fuese así, Villar no acudiría a la Eurocopa como presidente sino como candidato y por tanto no podría utilizar los medios de la RFEF para hacer campaña, que es lo que pretende con toda esta opereta. Pero todo indica que no será eso lo que ocurra y que tendrá que tomar medidas la Administración deportiva. Ya sólo quedan horas y ustedes llevan más de un mes sabiendo lo que estaba ocurriendo y conociendo de antemano lo que iba a ocurrir.