Menú Portada
La pareja Rocío Carrasco y Fidel Albiac (I)
Fue constituida por Rocío Jurado en mayo de 1988

Hacienda reclama por impago a la sociedad de Rocío Carrasco, Promociones de Espectáculos Musicales

Febrero 7, 2011
pq_924_fidel_rocio.jpg

La venta de un pozo de agua dulce en una finca ha sido el detonante que ha encendido la mecha de un nuevo enfrentamiento entre los familiares de la tristemente fallecida Rocío Jurado. Hacía tiempo que Rocío Carrasco Mohedano y su marido, Fidel Albiac, que no ocupaban portadas ni minutos de programas de corazón. Parecen centrados en sus negocios aunque con resultados aparentemente no muy satisfactorios. Empezando por la primera empresa y única que administra Rocío Carrasco, Promociones de Espectáculos Musicales SL, la sociedad que fundó su madre, Rocío Jurado, en mayo de 1988 para la gestión y explotación de sus derechos y conciertos.

La mercantil, reconstituida en sociedad limitada (anteriormente fue una sociedad anónima), ha sufrido otros cambios, no sólo el traslado de su domicilio social desde La Moraleja a la Urbanización Valdelagua en San Agustín de Guadalix (Madrid), donde vive la pareja: el matrimonio ha ampliado su objeto social a “la explotación de fincas rusticas y la comercialización, transformación de los productos derivados de las mismas especialmente la explotación de fincas destinadas al aprovechamiento vinícola”. Algo que ha provocado que en el último ejercicio que presentaron las cuentas, el 2009, su activo supere los 2,16 millones de euros, con un capital social de tan solo 30.050,61 euros; pero aún así, cerró el ejercicio con una facturación de 46.542,57 euros y pérdidas de 25.339 euros.

Cascada de pérdidas

El resultado de este ejercicio no hace más que acentuar el deterioro del balance de la empresa, ya que las pérdidas acumuladas, que se representan en pérdidas de ejercicios anteriores, alcanzan los 340.000 euros, el 15,70% del balance y que sin remisión se “comerán” las reservas de ganancias anteriores que llegaron hasta los 2,02 millones.

Eso sí, ha podido rebajar la deuda con los bancos desde 587.000 euros hasta los 443.000 euros, de un 25% del pasivo al 20%.

Impago con la Agencia Tributaria

Víctima de sus resultados o de un “despiste” en su gestión, el 7 de mayo de 2009, el Boletín Oficial del Estado publicó, en virtud de lo dispuesto en el artículo 112 de la Ley General Tributaria, para las notificaciones de naturaleza Tributaria, y el artículo 59 de la Ley 30/1992 de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, la imposibilidad de practicar la notificación de pago de impuestos y notificarles por comparecencia de los actos administrativos derivados del procedimiento tributario.

En este caso, la resolución de compensación 280830361571 B0999012290045 y de recaudación R28852. Todo un ejemplo de buena gestión.