Menú Portada
El organismo cuenta con un presupuesto anual de 10,4 millones de euros y los gastos de personal ascienden a 8,1 millones

Hacienda destina 687.000 euros a la sustitución de la carpintería exterior de la sede del Consejo de Estado

Junio 3, 2012
pq_924_zapatero-consejo.jpg

Es el más alto órgano consultivo del Gobierno. En la actualidad lo preside José Manuel Romay Beccaria, senador y ex ministro de Sanidad y Consumo, nombrado por el gobierno que preside Mariano Rajoy. El Consejo de Estado existe desde el siglo XVI y fue obra del rey Carlos I. Entre sus funciones, emitir dictámenes -no vinculantes, salvo que la ley disponga lo contrario- dando su opinión sobre ciertos temas a petición del presidente del Gobierno, los ministros y los presidentes de las Comunidades Autónomas.

En 2004, durante el primer Gobierno de  José Luis Rodríguez Zapatero, se produjo una reforma del Consejo que permitió, entre otras cosas, que los ex presidentes del Gobierno entraran a formar parte de este órgano con la categoría de consejero nato con carácter vitalicio. Adolfo Suárez, Calvo Sotelo y Felipe González renunciaron a ser miembros  del Consejo. José María Aznar llegó a ingresar en éste órgano consultivo, pero decidió dejarlo para dedicarse a la empresa privada. Pero Rodríguez Zapatero no renunciaba a tan suculenta posibilidad y tomaba hace tres meses posesión de su cargo como consejero nato vitalicio del Consejo. Cobrará un sueldo de más de 71.000 euros anuales, además de percibir su pensión como ex jefe del Ejecutivo. Junto a él, eran designados el Fiscal General del Estado, Eduardo Torres-Dulce, el JEMAD, Fernando García Sánchez, la abogada General del Estado, Marta Silva, y el director del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, Benigno Pendás.

Para que no se resfríen

El presupuesto total de este órgano consultivo asciende a 10,47 millones de euros, según consta en los Presupuestos Generales del Estado de 2011, prorrogados por el Gobierno de Mariano Rajoy. Los gastos de personal ascienden, en total, a 8,1 millones de euros.
Y en 2010, la ex vicepresidenta 
María Teresa Fernández De la Vega se incorporaba al Consejo como miembro permanente, convirtiéndose en la primera mujer en ocupar uno de los puestos vitalicios del órgano; se ocupa de asuntos relacionados con la cultura, la educación, la sanidad y la política social y cobra el mismo sueldo que su ex jefe, Rodríguez Zapatero.

Y ahora nos enteramos, que al margen de ese presupuesto, el pasado sábado la subsecretaría de Hacienda y Administraciones Públicas (Dirección General del Patrimonio del Estado), dependiente del ministerio que rige Cristóbal Montoro, adjudicaba un concurso para, ni más ni menos, que la sustitución de la carpintería exterior de la sede del Consejo de Estado, sita en la calle Mayor, n. º 79, de Madrid.

Tramitación, ordinaria; procedimiento, negociado con publicidad; valor estimado del contrato: 883.614,24 euros; importe total: 947.877,10 euros; fecha de adjudicación: 18 de abril de 2012; fecha de formalización del contrato: 25 de mayo de 2012. Y la agraciada la mercantil Bauen Empresa Constructora. Y el importe total: 687.495,25 euros.

Sin palabras. Privilegios, las espaldas bien cubiertas y sin frio ni calor, no vaya a ser que se enfríen.