Menú Portada
Arranca una campaña de la Renta llena de puntos oscuros

Hacienda da beneficios fiscales a sus inspectores y castiga a los contribuyentes

Mayo 4, 2009

España es diferente. No estamos hablando del archiconocido slogan de turismo de España de hace décadas, si no de nuestra temida Agencia Tributaria, la misma que ha tenido que destruir cientos de miles de borradores por errores en su elaboración, la misma que tiene paralizadas devoluciones de IVA asfixiando a miles de Pymes o la misma que proporciona aparcamientos, móviles pagados y ordenador con conexión de Internet a sus inspectores, aquellos que no tienen culpa de nada pero se lanzan al cuello de cualquier ciudadano que erre, o no, en la presentación de sus impuestos.

pq_764_Elena-Salgado.jpg

Desde el mes de abril hemos amanecido día sí, día también con noticias sobre cientos de miles de borradores que se han enviado erróneamente o que se habían tenido que destruir antes de mandar. No pasa nada, pero todos nos hacemos la misma pregunta ¿Qué hubiera pasado si este error lo hubiera cometido un ciudadano? Todos tenemos la misma respuesta. Ahora toca el IRPF pero muchos Pymes y autónomos lo sufren desde que en un lejano mes de enero presentarán sus declaraciones de IVA, paradas o con inspección para demorar este pago. Incluso empresas importadoras, cuyas principales facturas con IVA ya han pasado por la Agencia Tributaria en aduanas ven como sus devoluciones son increíblemente detenidas. Pero para increíble, los tipos de interés que cobran/pagan a los ciudadanos o empresas, un 7% cuando el Euribor a un año cerró hoy al 1,71%. El sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda, Gestha lo lleva denunciando y ha conseguido que, a falta de aprobación por el Parlamento, se reduzca este importe hasta niveles cercanos al 5%. Estos profesionales denuncian las irregularidades y Hacienda los reprime, todo lo contrario que los Inspectores, los que tienen orden de apretar al contribuyente y se les da ordenador portátil con conexión a Internet, teléfono móvil o plaza de aparcamiento. ¿Usarán estas herramientas sólo para sus trabajos en Hacienda? ¿Lo utilizan para otras tareas o trabajos fuera de esta? ¿Lo tributan como rendimiento en especie? El que parte y reparte se queda con la mejor parte.