Menú Portada
Denuncia de el colectivo de los técnicos del Ministerio de Hacienda

Hacienda cobra el doble del interés de mercado para aplazar pagos

Enero 26, 2009

La Agencia Tributaria (AEAT) aplica un tipo de interés del 7%, el doble que el Euríbor al cierre de 2008 (3,452%, según el Banco de España), a los contribuyentes que solicitan una demora o fraccionamiento de sus pagos fiscales, lo que le reporta unos ingresos extra de 240 millones de euros anuales.

pq_687_solbes3.jpg

La deuda pendiente por aplazamiento de pago a 30 de septiembre de 2008 ascendía a 5.200 millones de euros (3-000 con aplazamiento ya concedido y 2.200 millones en trámite) lo que, al tipo del 7%, supone unos intereses de demora para los ciudadanos de 364 millones de euros. Así, este coste por intereses podría reducirse en 52 millones de euros por cada punto porcentual que la AEAT decidiera acercar el tipo de la “financiación estatal” al “tipo comercial” del Euríbor.

Gestha considera “incomprensible” que la Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2009 establezca un tipo de interés de demora del 7%, mientras que el BCE trata de dinamizar la economía con cuatro recortes consecutivos del precio del dinero, hasta el 2%. Además, estima “paradójico” que la AEAT aplique un interés de demora tan elevado cuando el Instituto de Crédito Oficial (ICO) esta favoreciendo la financiación de pymes y grandes empresas con líneas de crédito muy ventajosas o cuando el mismo Gobierno está exigiendo a bancos y cajas la puesta en marcha de políticas económicas tendentes a alentar el crédito al consumo.

Según Gestha, “carece de sentido que la AEAT esté dificultando el acceso al crédito a las economías domésticas y a las pymes cuando en realidad debería adoptar medidas orientadas a dulcificar los pagos para reducir las asfixia y el alto índice de morosidad que padecen los contribuyentes”. Finalmente, el colectivo de Técnicos de Hacienda explica que el incremento de las solicitudes de aplazamiento de los pagos tributarios, unido a la caída de la actividad económica propias de la coyuntura de crisis actual, motivó que la Agencia Tributaria redujera sus ingresos en un 12,6% hasta noviembre de 2008, lo que en términos de recaudación supone 23.559 millones de euros menos con respecto al mismo periodo de 2007. La recaudación total del Estado en este periodo ascendió a 163.635 millones de euros.