Menú Portada
El Plan PIVE fundamental para estimular el comercio

Hacienda aspira a hacer rebajas adicionales de impuestos gracias a la mejora económica

Enero 18, 2015

Cristóbal Montoro, ha asegurado que la intención del Gobierno es mantener una presión fiscal en torno al 38% y el 39% y, de forma que todo lo sobrante revierta a los contribuyentes en forma de rebajas adicionales de impuestos

pq_929_montoro.jpg

El Ministro de Hacienda ha recordado, sin embargo, que el marco fiscal no es solo bajada de impuestos, sino también estímulo al crecimiento económico, la creación de empleo y el ahorro de las empresas para fortalecer su capitalización y su desarrollo.

En la entrevista, Montoro repasa una vez más las cifras de la reforma fiscal y garantiza que impulsará el crecimiento económico y la creación de empleo. Además, afirma que mejorará la competitividad empresarial, puesto que las empresas, sobre todo las pymes, dispondrán de rebajas tributarias para fomentar su crecimiento y capitalización. En concreto, el tipo general del Impuesto sobre Sociedades se reducirá desde el 30% al 28% en 2015 y al 25% en 2016.

Según el ministro, las empresas tienen una “excelente oportunidad” para salir reforzadas de la crisis con medidas como el fomento de la investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+i), ya que las empresas que destinen cuantías superiores al 10% de su cifra de negocio a este concepto podrán elevar hasta cinco millones de euros anuales el importe monetizable de la deducción por I+D.

En cuanto al Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente (PIVE), Montoro ha dicho que ha sido “clave” a la hora de estimular el consumo y la demanda interna en general. “En momentos como los actuales, de consolidación de la recuperación, son instrumentos perfectos para ayudar el crecimiento de la economía”, ha señalado.

Además, ha asegurado que este plan ha permitido importantes retornos en términos de recaudación tributaria con el incremento de las ventas y que la renovación del parque de vehículos se ha mostrado como una de las medidas más efectivas para la reducción del consumo energético, con efectos adicionales positivos en materia ambiental y también de seguridad vial.

Sobre el marco fiscal del sector, Montoro ha recordado que el mundo del motor se podrá beneficiar de la bajada de impuestos para las empresas, recogida en la reforma fiscal, además de contar con la garantía de que no se van a tocar los impuestos indirectos que gravan el consumo y que pondrían en peligro la recuperación de la economía.

Asimismo, ha señalado que los tributos más específicos como el de matriculación y circulación pertenecen a la esfera autonómica y local y la financiación territorial, algo que no se tocará hasta que se den las condiciones políticas adecuadas. Aún así, el ministro ha asegurado que el Gobierno siempre está dispuesto a adaptar estos tributos a los cambios en la normativa medioambiental de la UE, de forma que se estimule el ahorro energético y se penalice la contaminación.