Menú Portada
En la mayoría de los casos, se argumenta falta de documentación

Hacienda aplaza el abono de la paga por maternidad a la declaración de la Renta

Abril 3, 2011
pq_927_ministra_Economia_Hacienda_Elena_Salgado.jpg

Hacienda no tiene cash para hacer frente a las deudas que mantiene con los ciudadanos. Es lo que demuestran los hechos. La recaudación por IVA  muy debajo de lo esperado tras la subida del 16% al 18% y la orden a los inspectores de elevar un 15% la recaudación fiscal, son algunas de las medidas adoptadas por Elena Salgado, Vicepresidenta Segunda del Gobierno y Ministra de Economía y Hacienda, para intentar hacer caja. Pero desde la Agencia Estatal de Administración Tributaria se han adoptado otras prácticas, no sabemos si legales, pero desde luego no ejemplarizantes.

Ya nos advertía GHESTA, el sindicato de los Técnicos de Hacienda, que revisemos los borradores de la declaración del IRPF de 2010 que nos remita la Administración Tributaria para evitar errores y omisiones; sobre todo estas últimas. Y es que la AEAT tiene por costumbre no incluir como desgravación las cuotas de autónomos. La mencionada organización ha reclamado a la Agencia Estatal que les permita participar en el diseño de los criterios informáticos que se aplicarán en los borradores de declaración, que se podrán solicitar a partir del próximo día 10.

Documentación fantasma

Hasta qué punto estará “asfixiada” Hacienda que ha tenido que recurrir a lo impensable. Una de las medidas más populares del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero para reforzar su promesa del bienestar social fue la paga “bebé”: 2.500 euros. Una bonificación que se tuvo que suspender dada la crisis crónica de nuestra economía. El Gobierno fijó en el 31 de diciembre su fecha de caducidad.

Resulta que, en no pocos casos, Hacienda ha recurrido al argumento de “falta de documentación” para abonar la citada ayuda en la Declaración de la Renta que la madre o el padre realicen este año. Cuando la AEAT comunicaba su decisión a los solicitantes, estos –atónitos porque en algunos casos se decía que faltaba el libro de familia-, volvían a presentar los documentos supuestamente no entregados. Y entonces la Administración posponía el abono de los 2.500 euros al IRPF “por esta fuera de plazo la solicitud”. Pues todo hace prever que las parejas cobrarán la ayuda cuando sus pequeños empiecen a andar como pronto, sobre todo si tenemos en cuenta que las declaraciones de mayor cuantía son las que más tarde se cobran.

Con Hacienda, la realidad siempre supera la ficción.