Menú Portada
Tiene una hipoteca a favor de la AEAT y anotación preventiva de embargo

Hacienda a punto de confiscar la Finca de Jesulín de Ubrique en El Bosque

Abril 14, 2011
pq_927_Jesulín-de-Ubrique.jpg

Jesús Janeiro Bazán se enfrenta, quizás a la etapa más difícil de su vida. Es como si se enfrentara, él solo, a seis Miuras. Seis mediáticos frentes, seis, que tiene que afrontar el maestro. A saber: el de su mujer, María José Campanario, en el caso Karlos; el de su ex mujer, Belén Esteban, que se antoja interminable; el de su hermano Víctor; el de su presunta adicción al juego, desvelado recientemente por el programa “Sálvame” de Tele5; el de sus supuestas infidelidades tanto con María José como con Belén; y, por último, su supuesta debacle económica que le ha obligado a vender su exclusividad, tanto a la revista Hola como a Tele5. Y es en este último “toro” es en el que hoy entramos.

Que Jesulín de Ubrique no atraviesa por bonanza económica lo demuestra el hecho de que una de sus propiedades más preciadas está a punto de cambiar de manos. Se trata de la famosa finca “El Bosque”. Con una extensión de tres hectáreas, ochenta y seis áreas y treinta y siete centiáreas -con bosque de encinas y terreno de secano-, fue adquirida por Jesulín de Ubrique el 30 de junio de 1995, dejando el usufructo a sus padres, Humberto Janeiro y Carmen Bazán, y manteniendo, por supuesto, la nuda propiedad. La finca fue adquirida sin cargas, salvo las derivadas del usufructo; es decir, sin préstamos con entidades bancarias.

La hipoteca, con Hacienda

A lo largo de los años, la situación ha cambiado… para mal. Contra los usufructuarios, los padres del torero, se ha interpuesto Hacienda. Así, según la Inscripción 5ª, de fecha 16 de Mayo de 2.007, al folio 57, del Libro 27, Tomo 279, otorgada en Ubrique ante el notario Juan Luis Nieto de Magriña, pesa “una hipoteca contra el usufructo vitalicio constituido sobre esta finca a favor de la Agencia Estatal de Administración Tributaria por un principal de 80.845,05 euros, más dos años de intereses de demora al 6,25%, hasta la cantidad de 10.110,63 euros y con un plazo de cinco años a contar desde el 22 de octubre de 2006, tasando la propiedad para subasta en 228.290,08 euros, aceptando esta hipoteca hace poco más de un año, el 10 de febrero de 2010”, según consta en información registral a la que ha tenido acceso este periódico.

Pero en todo este proceso, Hacienda dio un paso más y en 2009 realizó una anotación preventiva de embargo a favor del Estado español sobre el usufructo vitalicio simultaneo y sucesivo constituido sobre esta finca, para responder de un importe total de 89.673,66 euros según expediente administrativo de apremio seguido como consecuencia de la diligencia de embargo número 110923304041z.

Teniendo en cuenta la trayectoria de deudas de la familia, y el escaso valor económico que se pueda obtener de usufructo en un plazo de tiempo tan escaso, el destino de esta finca parece estar llamada, irremediablemente, a ser confiscada por la Agencia Tributaria. Ya saben, Hacienda somos todos. Y sino que se lo digan a Belén Esteban.