Menú Portada

Hachazo al sol: burla y escarnio

Julio 8, 2015

Tras la polémica decisión del Ministro Soria en el cambio de modalidad retributiva a las energías renovables, muchas son las organizaciones y partidos políticos que se suman a una denuncia conjunta presentada a la Fiscalía

pq_933_Hachazo-al-sol.jpg

Por si hubiese prevaricación o actuaciones delictivas del Ministerio de Industria, la carta queda acuñada conjuntamente, por la masa ingente de 110.000 ciudadanos que ven cómo se recorta unos cuantos miles de millones de euros, 3.000 anuales, asestando un despiadado golpe a la asignación previamente pactada a energías renovables.

Ante lo que supone según analistas como maniobra burda y favorecedora de grandes compañías y lobbies, el Ministro Soria declara una ofensiva abierta contra este tipo de energías sobradamente contrastadas en cuanto a eficiencia. Para los “malpensados”, su deslizamiento hacía un futuro laboral triunfante y laureado en consejos de administración cinco jotas. El tiempo lo dirá…

La contienda ocasionada por esta decisión no deja en buen lugar a su Señoría. Credibilidad seriamente dañada por escasa formación técnica para este Ministerio, cuya imagen queda en entredicho desde que hace un tiempo su meridiano particular desapareciera para no regresar jamás en altisonantes manifestaciones y ruedas de prensa sin capacidad de convicción alguna.

Informes a la carta.

Con Industria aprobando el recorte con cuchillo jamonero de 3.000 millones a las energías renovables y sin el respaldo de un informe técnico fiable, se desencadenan las reacciones una vez conocidos los pormenores. Desde el estruendo considerable del gobierno en el encargo, elaboración y mediación de dichos informes, hasta las explicaciones del Sr. Soria: insulsas, enlatadas, sin chicha, en modo automático y sin anestesia. No logra convencer.

 A resultas del informe elaborado por la consultora en la que se apoyó el gobierno una vez dictada la misma, todo el sector da un paso al frente para ponerse manos a la obra y comenzar las demandas. Encabezando minúsculos pero numerosos productores de energías alternativas y renovables, hasta eléctricas de tamaño considerable y relevante.

Y es, que en el arduo camino de encomendar los informes hay detalles que escandalizan por la desvergüenza y argucia empleadas. Inicialmente a otras consultoras, destaca el informe encomendado por el Sr. Soria a Roland Berguer, el cual se modificó en dos ocasiones siguiendo el dictado del gobierno y dejarlo finalmente satisfecho al tercer intento. Dar cera, pulir cera…

Según se ha sabido la decisión de aprobar los recortes –junio- se decide unos meses antes de recibir el informe de Roland Berger –octubre- y se excluye el de Boston Consulting que no se pliega al mamoneo de Ministerio, según estos por incumplimiento. Excusas.

Trabajo y dinero del contribuyente tirado a la basura pues la decisión estaba tomada teatralizando el paripé con los informes en una maniobra de disfrazar intenciones veladas y nepotismos varios. Aclarar que todas las consultoras hicieron gala de su rigor técnico exceptuando Roland Berger, arrojando a la basura su prestigio por un trabajo guionizado y un daño a la marca que tardarán años en recuperar.

Sol en Soria, nubes en el resto

Con este “premio” de consolación, el “hachazo al sol” del Sr. Soria, supondrá seguir pagando para el común de los mortales a inversores, especuladores e intermediarios en forma de impuestos, porcentajes inflados y demás devengos para mantener monopolios energéticos.

Mientras quejas y denuncias por cientos siguen su lento y dificultoso camino hacia el Supremo, el 99 por ciento de los españoles se tendrán que contentar con la “alternativa calzador” que consta de subidas en recibos de electricidad e ininteligibles facturas imposibles de interpretar para el ciudadano medio.

En el caso de los pequeños emprendedores o empresas productoras de energías limpias y mas baratas, lo que supone la amputación a través de recortes desiguales con respecto a otras alternativas tecnológicas. Con la medida tomada, este machetazo a las renovables deja en la quiebra a muchos inversores y pequeños empresarios de energías alternativas.

En Murcia, la inversión del sector asciende 2.000 millones de euros de los cuales 1.800 quedan por devolver. En España, en el país de nunca jamás, sigue sin pasar nada cuando un político mete la zarpa hasta el tuétano. Nunca jamás, pues nadie dimite.

Juanma Tobaruela