Menú Portada

Guerra médica en Chamartín: Pedro Chueca sigue vinculado laboralmente al Real Madrid

Mayo 3, 2016

El reputado fisioterapeuta no pisa el césped de Valdebebas pero tiene contrato con el club blanco.

pedro chueca

No está siendo una buena temporada para los servicios médicos del Real Madrid. Algunos de los jugadores más importantes de la plantilla blanca han sufrido multitud de lesiones (varias de ellas musculares), seguidas en muchos casos de recaídas. Los tratamientos ideados por el equipo médico titular han sido causa habitual de estas mismas recaídas. La ocurrencia de Jesús Olmo -más conocido como ‘doctor Estiramientos’– de intentar tratar una de las recurrentes lesiones de Gareth Bale en la arena (al más puro estilo ‘Gladiator’) es una prueba de ello. El propio club publicitó vídeos en los que se podía ver al galés realizar ímprobos esfuerzos -descalzo- sobre una superficie arenosa. No salió bien esta fórmula, también utilizada en casos menos mediáticos (Pepe y Carvajal).

Las principales estrellas del equipo han tomado buena nota de lo sucedido y no se han quedado de brazos cruzados: tanto Cristiano como Benzema han decidido tratarse de sus respectivas lesiones con profesionales de su confianza: el portugués en la clínica Ruber con Joaquín Juan, el fisio de Pau Gasol y el galo con Juan Muro, profesional anteriormente vinculado a la propia entidad merengue. Aunque haya sido ahora cuando los medios han sido conscientes  de la desconfianza que los jugadores tienen en Olmo, lo cierto es que la situación lleva siendo crítica unos meses.

Pedro Chueca fue despedido… a medias

A cualquier jugador del Real Madrid (que lleve ya unos años en el club) que le preguntes con quién prefiere tratarse cuando se lesiona te responderá lo mismo: Pedro Chueca. Y es que el responsable de la clínica ‘Go Fit’ logró, a base de trabajo, conocimientos y cercanía, llegar a ser un referente para los jugadores del equipo. Es verdad que el ‘doctor Estiramentos’ exigió el despido de Chueca cuando Florentino Pérez le otorgó plenos poderes pero no llegó a conseguirlo del todo.

Pedro Chueca sigue vinculado laboralmente al Real Madrid mediante un contrato mercantil. Es el propio Real Madrid el que da el visto bueno a las continuas visitas de los futbolistas a la clínica de Chueca (Sergio Ramos es uno de los asiduos). Cuando Olmo no consigue dar con la tecla (algo casi rutinario), en el club dan la opción a los jugadores de elegir cómo y con quién seguir su recuperación y muchos de ellos eligen a Chueca. Eso sí, los tratamientos nunca pueden ser en Valdebebas. Esa exigencia de Olmo sí fue respetada por Florentino.

Es decir, Chueca ha dejado de ser el médico oficial del equipo para convertirse en un colaborador. Esta es una técnica utilizada de manera habitual por el club de Chamartín para evitar que sus trabajadores puedan hablar de la entidad. Es una suerte de cláusula de silencio que muchos siguen respetando aunque no tengan ningún tipo de contrato con el Real Madrid. Tal es el poder de la institución.

Miedo a que les cierren otras puertas en el futuro

No desvelaremos nombres, pero existe un gran número de profesionales del mundo de fútbol que tienen interiorizada esta máxima: “Es mejor no acabar mal con el Real Madrid para no tener problemas en el futuro”. Hablamos de fisioterapeutas, técnicos de fútbol base e incluso entrenadores de primer nivel. Todos ellos están convencidos de que si la entidad blanca quiere impedir que continúen con su trabajo en nuestro país, lo conseguirá sin mayor problema. No quieren cerrarse puertas y por eso prefieren mantenerse callados. Es la peculiar ‘Omertá’ impuesta por Florentino Pérez.

Felipe de Luis Manero

@felipedeluis99