Menú Portada
Ante los rumores de que Mariano Rajoy no se presentará a las próximas elecciones generales

Guerra de féminas por el poder en el PP: Soraya Sáenz de Santamaría contra María Dolores de Cospedal, arropada por Alberto Núñez Feijóo

Noviembre 12, 2014

Desde Extremadura se culpa al entorno de la secretaria general del Partido Popular de “filtrar” los viajes de Monago

pq__soraya.jpg

Los contundentes rumores, aumentados por las voces críticas dentro del Partido Popular, de que su líder y presidente, Mariano Rajoy, no se presentará  a las próximas elecciones generales encabezando la candidatura de la formación conservadora, han provocado un nuevo tsunami en la sede de la calle Génova.  Y aunque desde Moncloa las voces oficiales han salido raudas a la palestra informativa indicando que “su líder y jefe no se va”, el descontento es manifiesto y las voces criticas insisten en aclarar a Extraconfidencial.com que Rajoy ya ha dicho a los suyos -que son muy pocos-, que se marcha, que está agotado y que como dijo hace unos días el Fiscal General de México, Jesús Murillo, “ya me canse”.

Esta situación, que se vive realmente dentro de la sede del PP, ha hecho resurgir de inmediato dos grupos claramente enfrentados desde la llegada de Rajoy a La Moncloa. Uno, el liderado por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saenz de Santamaría, por ahora la más clara delfín de Rajoy ycon más probabilidades de ser su sucesora; y, otro, el liderado por la secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, y el presidente de autonómico de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. Estos dos poderes autonómicos han unido sus fuerzas para contraatacar a la vicepresidenta con la que no mantienen muy buenas relaciones contractuales. En concreto, más enfrentados aún son las posturas entre las dos féminas, quienes desde hace tiempo mantienen serias divergencias personales. Soraya domina Moncloa y Cospedal la sede de la calle Génova. Dos mundos muy diferenciados a pesar de llevar las mismas siglas: PP.

Soterradas críticas de Esperanza Aguirre a la labor de Rajoy

La pasada semana, tanto Cospedal como la todavía líder del PP madrileño, Esperanza Aguirre, hablaban de un barco tocado pero no hundido. Eso sí con diferentes matices. Aguirre  indicaba que Rajoy debía aclarar de una vez si iba ser candidato o no, “para que no haya dudas”. Estas declaraciones ya empiezan a disgustar en Moncloa, donde no se quiere entrar en este juego. Máxime en un contexto complicado de credibilidad, donde la corrupción ha dejado muy tocado al presidente Rajoy y a su política económica de recuperación. Los últimos datos del CIS, que dejan hundido al PP como tercera fuerza política en España, y que auguran un éxito de la formación Podemos, que avanza espectacularmente en intención de voto, han sido caldo de cultivo para seguir aumentando aun más los rumores sobre la marcha de Rajoy, que circulan ya sin freno por los cenáculos de poder de la capital de España.

Revolución en el PP: Soraya versus Cospedal&Feijóo

Entre los afiliados del PP se habla de dos grupúsculos claramente definidos en pro de la nueva carrera por el poder: el de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y el del gallego Nuñez Feijóo, apoyado por Cospedal. No obstante, Feijóo ya ha salido al paso diciendo que no le va a mover la silla a su amigo y paisano Rajoy. Y que no se dejara instrumentalizar para poner en aprietos a su jefe de filas, al que respaldó de forma clara en el Congreso del PP celebrado en Valencia en el año 2008.

En Moncloa se ha optado por el momento por una actitud defensiva, máxime cuando a Rajoy le ha salido un nuevo grano con pus, los viajes del presidente extremeño José Antonio Monago a Tenerife a ver a su amiga Olga María, una simpatizante colombiana de ciertos altos cargos del PP. Todo esta trama de corruptelas está empañando la buena gestión economía del gobierno de Rajoy, que ha pasado a un segundo término. Muchos dirigentes populares críticos con la gestión inocua de su presidente afirman que “Rajoy es parte del problema” y optan por una catarsis profunda, incluida la renovación de cargos y limpieza de una vez del PP de la era Aznar, que tantos disgustos judiciales ha ocasionado.

En los próximos meses se atisban duras disputas, eso al menos es la intención de muchos. Fuentes solventes populares afirman que tanto Cospedal como Feijóo piensan “baraar” los olivos de la calle Génova, para que de una vez caigan los frutos muertos. Pero por otra parte, la vicepresidenta del Gobierno Soraya Saénz de Santamaría no piensa dejar escapar ni una sola hectárea de los terrenos que ha conseguido con su sudor, entre ellos los recursos de los servicios secretos españoles que también domina. Soraya piensa luchar al máximo para ser la sucesora de Rajoy y no está por la labor de que desde Génova se le nombre como posible candidata a la alcaldía de Madrid para apartarla y aislarla de la carrera por el poder. Y a todo esto, desde Extremadura se culpa al entorno de la secretaria general del Partido Popular de “filtrar” los viajes de Monago.

La guerra por el poder ha comenzado en el PP.

 
Juan Luis Galiacho
@jlgaliacho