Menú Portada
La posible imputación de la infanta Cristina y los celos profesionales enfrentan a los fiscales Horrach y Carrau

Guerra abierta en la Fiscalía Anticorrupción de Mallorca, clave en el Caso Urdangarín

Febrero 20, 2013

Dicen en Palma que Horrach ha levantado más escándalos que Carrau y que éste último se apunta luego a la fotografía y que esto ha sido el desencadenante final que ha destapado la caja de los truenos
Los sectores judiciales consultados en Palma indican que Carrau es el más proclive a las tesis del fiscal jefe de Mallorca, Tomeu Barceló -un personaje singular, con un perfil muy político-, nada proclive a imputar a la duquesa de Palma

Normal
0

21

false
false
false

ES-TRAD
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
line-height:115%;
font-size:11.0pt;”Calibri”,”sans-serif”;}


(Enviado especial Palma de Mallorca)

La Fiscalía Anticorrupción de Mallorca vive una guerra abierta entre sus principales integrantes, claves en la instrucción del ya denominado Caso Urdangarín, la pieza separada número 25 del Caso Palma Arena. La posible imputación de la infanta Cristina de Borbón y los celos profesionales enfrentan a los fiscales Joan Carrau y Pedro Horrach, que hasta hace escasos días iban de la mano en este procedimiento judicial. Ya en la última declaración de Diego Torres el pasado sábado, Joan Carrau no asistió y lo hizo en su lugar el tercer fiscal anticorrupción, Miguel Ángel Subirán. Los tres son quizá los fiscales anticorrupción más conocidos hoy en día en España.

Pero esta imagen de unidad y de criterio es pura fachada. Según ha podido saber Extraconfidencial.com, la situación entre estos fiscales es muy difícil -de casi no hablarse entre ellos-, por lo que es muy complicado que pueden unificar criterios ante una hipotética imputación de la duquesa de Palma, un hecho que cada día se aleja de nuevo más de la realidad.

Joan Carrau, un Fiscal de pensamiento de izquierdas

Joan Carrau, valenciano de nacimiento y de pensamiento de izquierdas como el mismo ha reconocido, es el más veterano de los tres fiscales Anticorrupción de las Islas. Fue el precursor en esta fiscalía y ha estado al frente de todas las investigaciones sobre los múltiples escándalos de corrupción que han salpicado las Baleares durante los últimos años. Este Fiscal ya saltó a las portadas de los periódicos en 1995 con la investigación del Caso Túnel de Sóller, que acabó costándole el cargo al entonces presidente del PP, Gabriel Cañellas, por cobrar comisiones a cambio de la adjudicación de dicho túnel de peaje. Luego vendrían casos tan mediáticos como el Caso Andratx, el Palma Arena, pasando por el caso Relámpago, el caso Son Oms o Maquillaje. En todas estas causas ha participado activamente junto a su compañero en la Fiscalía Anticorrupción, Pedro Horrach,con el que ahora apenas se dirige palabra alguna.

Dicen en Palma que Horrach ha levantado más escándalos que Carrau y que éste último se apunta luego a la fotografía y que esto ha sido el desencadenante final que ha destapado la caja de los truenos. También afirman que “el 90% de los casos llegados e investigados lo fueron desde la llegada de Horrach a Anticorrupción en Mallorca y que eso lo sabe muy bien la policía judicial”. Indican que Carrau vive precisamente de una fama que le ha precedido cuando estaba el sólo. Aunque otros afirman, sin embargo, que Carrau es una persona “trabajadora, respetuosa y muy íntegra”. Lo que sí es más evidente es que el Fiscal Pedro Horrach es el más proclive de los tres a las tesis que mantiene el Juez José Castro, instructor de la causa, con el que le une gran amistad y con quien ha viajado en las múltiples comisiones llevadas a cabo en los distintos puntos geográficos de España dentro del Caso Urdangarín.

El Juez Castro y Horrach un tándem perfecto

Han sido ellos, el Juez Castro y el Fiscal Horrach, quienes han construido paso a paso el Caso Urdangarín y lo han desmenuzado en claves y epígrafes dentro de los miles de folios, manuscritos, correos electrónicos y facturas que han ido interviniendo en las empresas y despachos de la trama Nóos. Tanto Horrach como Castro han suscitado en ocasiones pactos de confesión de algunos imputados para explicar la verdad de los hechos y así reparar el daño penal. Dicen que Horrach, natural de Mallorca con 46 años, es muy incisivo y contundente en sus actuaciones. Brillante y atrevido en sus interrogatorios. Con un carácter fuerte, que no se arruga. Dicen que es igual de independiente que Castro, sin activismo ni significación política. Hijo de una familia adinerada, propietarios de hoteles, está casado con una alta funcionaria de la administración balear, la bilbaína Ana Zácher, a la que conoció en Madrid cuando ambos preparaban oposiciones bajo la tutela del fiscal del Tribunal Supremo José María Luzón. Amante de las motos y de los deportivos, al igual que el juez José Castro, trabajó antes de recalar en su tierra natal en Sevilla. Y ahora vive en un ático en la parte alta de Palma.

El tercer fiscal anticorrupción de Mallorca es Miguel Ángel Subirán. Nacido en Calahorra (La Rioja) en 1961 en el seno de una conocida familia de fabricantes de zapatos es el más callado de los tres. Según cuenta el diario La Rioja.com, incluso la calle donde estaba ubicada la fábrica familiar lleva el nombre de Ramón Subirán. Los primeros años de su infancia los pasó en Munilla, un municipio riojano donde sus padres fundaron en 1950 su primera fábrica. Miguel Ángel Subirán estudió Derecho en Zaragoza y aunque en un principio estudió para opositar para Judicatura finalmente sacó su plaza de fiscal que le llevo a la isla de Mallorca, donde ha afirmado públicamente que “trabaja con absoluta comodidad”, sin intimidarles los casos mediáticos, que los consideraba como su “trabajo cotidiano”.

Y el Fiscal Jefe siempre atento a la jugada

Los sectores judiciales consultados en Palma indican que Carrau es el más proclive a las tesis del fiscal jefe de Mallorca, Tomeu Barceló, un personaje singular, con un perfil muy político, nada proclive a imputar a la infanta Cristina. Hay que significar que el fiscal jefe de Mallorca Tomeu Barceló lo fue tanto con gobiernos del PP, que lo nombró en julio de 2002, como del PSOE, que lo mantuvo en su puesto, lo que manifiesta su buen don de relaciones institucionales.

Dicen que el fiscal Horrach opera ya en solitario en el Caso Urdangarín, sin aliados, pero empotrado dentro de una estructura jerárquica. La cúpula de la Fiscalía Anticorrupción está ligada a la Fiscalía General del Estado. Y que su Fiscal Jefe recibe cada día informes sobre sus pesquisas en un asunto que salpica a un integrante de la familia real española, con el relieve social que ello conlleva, y del que hay que estar muy vigilante para no encontrase con alguna sorpresa que luego no pueda digerirse.

La declaración el próximo sábado de Iñaki Urdangarín y del asesor de las infantas, Carlos García Revenga, ha levantado una gran polvareda mediática en la isla, como también una alerta en la seguridad. Se peinará toda la zona de los juzgados palmesanos y sólo se dejara pasar a ella a los medios acreditados. La entidad juvenil Joves d´ Esquerra ha convocado un acto de protesta el próximo sábado ante la puerta de los juzgados de Palma para recibir con el lema “Desahuciemos a la monarquía” a Iñaki Urdangarín. Esta protesta se suma a la manifestación organizada también ese día y en el mismo lugar por la organización juvenil independentista Arran Mallorca “contra la impunidad y la corrupción“. La expectación está servida.

Juan Luis Galiacho