Menú Portada
El presupuesto incluye el mantenimiento de los edificios de la Consejería de la Presidencia

Griñán destina 1,4 millones de euros al servicio de limpieza y conservación del Palacio de San Telmo

Febrero 18, 2011

El Presidente de la Junta de Andalucía renunció a residir en este singular edificio que Chaves si utilizó como vivienda

Las últimas obras de remodelación tuvieron un coste oficial de 43 millones, aunque el PP andaluz las cifró en 54 millones de euros


El Parlamento andaluz rechazaba en su sesión plenaria de ayer una propuesta del Partido Popular de crear una Comisión de Investigación sobre el escándalo de los ERES falsos de Mercasevilla. El Presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, argumentaba que esta se convertiría “en una Comisión de intoxicación”. El gozo del líder popular en Andalucía, Javier Arenas, en un pozo.

También ayer, el BOE publicaba un curioso anuncio de licitación y adjudicación pública de la Consejería de Presidencia de la Junta de Andalucía, a cuyo frente se encuentra María del Mar Moreno Ruiz. Quizás obsesionado por las intoxicaciones y la suciedad, Griñán autorizaba la adjudicación del “servicio de limpieza del Palacio de San Telmo” –sede de la Presidencia de la Junta y de la mencionada Consejería-, por un importe neto de 935.745,90 euros. La tramitación del procedimiento, “ordinaria y anticipada de gastos”.

Palacio limpio, gestión sucia

 

El Palacio de San Telmo también ha sido objeto del enfrentamiento político entre el PSOE y el PP en aquella Comunidad Autónoma. José Antonio Griñán, una vez designado sucesor de Manuel Chaves, renunciaba a residir en el citado Palacio. La obras de remodelación se elevaron, según el Partido Popular, a 54 millones de euros, 11 millones más del coste oficial certificado por el Gobierno socialista de Andalucía. Griñán sigue el ejemplo del hoy Vicepresidente Tercero del Gobierno quienabandonó en agosto de 1994 su residencia oficial en la Casa Sundheim, un Palacete sevillano de la Avenida de la Palmera donde vivió dos años y al que se había trasladado unos meses antes del comienzo de la Expo 92. La mudanza fue forzada gracias a la pinza formada entre Javier Arenas (PP-A) y Luis Carlos Rejón (IU), obligó a Chaves al exilio de Sundheim.

También en el mismo Boletín Oficial del Estado se publica otra Resolución por la que se adjudica el “Servicio de limpieza del Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía y la Consejería de la Presidencia” por un importe de 935.745,90 euros. La iniciativa también nace del departamento de María del Mar Moreno.


Pues ya podrían los dirigentes socialistas de Andalucía dedicar más tiempo, y dinero si hiciera falta, a limpiar y mantener impoluta la imagen de la Administración Pública de Andalucía para evitar casos como los de Matsa –ayudas millonarias a la empresa donde trabaja la hija de Manuel Chaves, los ERES de Mercasevilla y tantos otros.