Menú Portada
Para evitar filtraciones, el tribunal ha optado por comunicar ese día a los siete imputados el fallo en lectura pública en la Ciudad de la Justicia de Málaga

Gran incertidumbre en el entorno de Isabel Pantoja ante la sentencia del próximo día 16 sobre la pieza separada del Caso Malaya

Abril 10, 2013
pq_929_pantoja-juicio.jpg

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Málaga, el tribunal que juzga la pieza separada del caso Malaya referida al blanqueo de capitales que afecta a la cantante Isabel Pantoja, a su ex pareja, el ex alcalde de Marbella Julián Muñoz y a la que fuera la esposa de éste, Maite Zaldívar, ha decidido que sea el 16 de abril en la Ciudad de la Justicia de Málaga el día señalado para comunicar a las partes la sentencia de este caso tan mediático, cuya matriz (el Caso Malaya) todavía no tiene sentencia firme y se espera que no la haya hasta al menos el mes de junio. Para ello ha citado a los siete imputados de esta pieza separada (sobre los iniciales faltan los tres hijos del empresario José Miguel Villaroya) a las 10.15 horas del próximo martes, incluida la Fiscalía Anticorrupción.

Para evitar filtraciones previas, la sentencia se dará a conocer en lectura pública y se entregara después una copia a las defensas. La vista oral de este caso se inició el pasado 28 de junio con las cuestiones previas y el 1 de octubre ya comenzaron las sesiones que duraron hasta finales del mes de enero de 2013. Isabel Pantoja se enfrenta a una petición fiscal de tres años y tres meses de prisión por un delito continuado de blanqueo de capitales más una multa de 2,6 millones de euros, ya que sus abogados lograron durante la vista oral que la Fiscalía Anticorrupción rebajase en tres meses la pena de prisión y en un millón de euros la multa. Un hecho que apenas ha sido recogido por los medios de comunicación, en un intento de desestabilizar aún más a la cantante, afirman desde su entorno.

Por su parte Maite Zaldívar se enfrenta a una petición fiscal de tres años y medio de prisióny una multa de 2,6 millones de euros, y Julián Muñoz a siete años y medio de cárcel y siete de inhabilitación por blanqueo de capitales continuado y cohecho pasivo, y una multa de 7.466.000 euros. La Fiscalía en sus conclusiones finales mantuvo que Isabel Pantoja y Maite Zaldívar eran “perfectamente conocedoras del origen ilícito” de los fondos y bienes que recibían de Muñoz y sabían “cuáles eran las fuentes de sus ingresos ilícitos“.

Los tres citados acusados se enfrentan a penas privativas de libertad, por lo que en caso de superar finalmente la pena los dos años y un día pasarían a prisión, aunque todavía cabe el recurso ante el Tribunal Supremo. Una práctica jurídica que utilizaran sin duda laguna, como ya hizo hace unos meses Julián Muñoz y su abogado, el presidente del Sevilla, José María del Nido, condenados por el caso Minutas y que a día de hoy todavía no han entrado en prisión a la espera de la decisión del Tribunal Supremo

Días de incertidumbre

La tonadillera Isabel Pantoja afronta estos días previos a la sentencia con gran incertidumbre, según han comunicado a extraconfidencial.com personas de su entorno más cercano. Estos días atrás ya le han ido mentalizando de que puede serle impuesta una pena privativa de libertad, aunque no lo suficientemente dura para entrar en prisión, al carecer de antecedentes penales. Se le ha tratado de convencer de que cabe la posibilidad de que puede ser condenada, con el estigma que ello conllevaría hacia su persona. Nadie quiere que la lectura del próximo martes sea un golpe brutal para ella, para lo que se ha tomado la decisión de apartarla del mundanal ruido y que esté lo más tranquila posible. Y aunque sus abogados confían en su absolución no quieren tampoco descartar que pueda ser condenada, aunque manejan con cierto respeto que la pena no sea superior a dos años, como le ocurrió a María José Campanario en el caso de las pensiones fraudulentas, donde fue condenada a un año y once meses de cárcel, por lo que no tuvo que ingresar en prisión al carecer de antecedentes penales, a pesar de ser ya la sentencia firme por ser ratificada por el Tribunal Supremo, órgano al que también recurrió.

Distinta es la situación del ex regidor marbellí, Julián Muñoz, a quien se le piden siete años y medio de cárcel y de Maite Zaldívar, a quien las pruebas le acechan aún más, por sus sociedades tapaderas en paraísos fiscales como Gibraltar y Delaware. También para el hermano de Maite, Jesús Zaldívar, acusado de blanqueo continuado y al que se le piden tres años de prisión y multa de 1.780.000 euros

El Ministerio Público sí que modificó en sus conclusiones finales la calificación con respecto a otros acusados. Así a los tres hijos de del empresario José Miguel Villarroya se les retiró la acusación que pesaba contra ellos, mientras que para su padre se añadió un nuevo delito de blanqueo de capitales, además del de cohecho. Para Benjamín Martínez Cantero, director de la sucursal de Cajamar donde se efectuaron los pagos del entramado, se le retiró el delito continuado de blanqueo de capitales. Y lo mismo ocurrió con el empleado de la banca suiza Fernando de Salinas.

Según la fiscal López Herrero, tanto Isabel Pantoja como Maite Zaldívarse prestaron, cada una en su momento, para servir de cobertura al ocultamiento de los bienes y el dinero adquiridos ilícitamente por Julián Muñoz“. Aunque Anticorrupción no precisa cuál es la cuantía total del dinero obtenido por Muñoz ilícitamente, sí que indica que el montante supera los 3,5 millones de euros con una gran parte oculta en el extranjero.

Juan Luis Galiacho