Menú Portada

Gran Hermano Vip oculta la verdadera cara de Rosa de Benito con vídeos complacientes que no desvelan su verdadera personalidad

Enero 29, 2016

Ana Obregón niega haberse acostado nunca con Bertín Osborne. Sonia Ferrer se besa con un muchachito de 25 años. Matías Prats sigue saliendo con Ruth Izcue, la editora de informativos que protagonizó un tremendo escándalo cuando se separó de Fernando Sacristán y proclamó a los cuatro vientos que quería al presentador. Hola omite mencionarla como novia, como si la complicada historia de esta mujer pudiera deteriorar la imagen impoluta del comunicador.

rosa benito

Mala, corre, ve y dile, lianta…Estos, y otros apelativos, algunos incluso más fuertes, podrían servir para calificar a una persona que, como Rosa de Benito, estaría  dejando mucho que desear con su comportamiento en la casa de Gran Hermano Vip. Y sin embargo, no nos enteramos. Y todo porque en Telecinco están empeñados en que permanezca el mayor número posible de semanas en el programa. Dejar que se fuera “El Pequeño Nicolás” y no invalidar las votaciones tras el abandono de la peculiar concejala fue el error más grande que ha cometido jamás la Cadena de Paolo Vasile. El reality pierde mucho sin él. El joven aprendiz de político es un animal televisivo.

Levanta las audiencias, como la rebuscada historia de Kiko Matamoros, sus hijas biológicas, el hijo de Makoke, su hijo Diego y la madre que los parió, una señora muy seria, Marian Flores, que hasta ahora había permanecido en un segundo plano. Kiko Matamoros se asoma a la portada de Semana donde protagoniza un reportaje que ocupa una docena de páginas en el que habla de sus injertos de miles de pelos en las cejas y de sus vicisitudes familiares. Se ha forrado. La revista, a la que antaño se asomaban reportajes de las monarquías, ha bajado su nivel hasta límites insospechados con este personaje obsesionado con la estética que sigue pareciéndose a Nosferatu pese a las cejas nuevas. Para compensar, Sara Carbonero, tan guapa ella, se sitúa a su derecha y en páginas interiores relatan lo mal que lo está pasando con la situación que viven ella e Iker Casillas en Oporto, donde unos aficionados la increparon cuando iba a hacer la compra por las manos de mantequilla de su chico.

El conde Lequio, Ana Obregón, Bertín Osborne… El triángulo perfecto

Mucho más interesante es la portada de Lecturas, protagonizada por  “El Pequeño Nicolás” que afirma que “el Gobierno me ha echado de Gran Hermano VIP”. En Hola triunfa la pareja formada por Alessandro Lequio y María Palacios, quienes esperan su primer hijo en común tras 17 años de relación. Su ex, Ana Obregón, se asoma a la portada de Love, y en páginas interiores confiesa que, aunque no sabe o no  cree que Alessandro esté dominado por Mará, éste ya no es el mismo que era cuando ella le conoció. Y también aclara, de una forma un tanto peculiar, que deja algún tipo de dudas que entre ella y Bertín Osborne, a quien conocía desde que eran pequeños, no hubo jamás ningún affaire, como publicó Lecturas la semana pasada, en un artículo firmado por María Ángeles Alcazar.

lequio hola

En Diez Minutos, Sonia Ferrer sorprende a propios y extraños al aparecer junto a un yogurín de 25 añitos, 12 menos que ella. Se llama Nahuel Casares y parece recién salido de la guardería. Y a sus pies, la foto de la boda de Sandokan, un reportaje que sería lo mejor de la semana si no nos hubiéramos enterado de forma muy velada en Hola de que Matías Prats, que habla con toda libertad de sus problemas oculares pero no de su situación amorosa,  sigue con Ruth Izcue, la ex mujer del paparazzi Fernando Sacristán. Ruth,  con un carguito en Informativos de Antena3TV desde tiempo inmemorial por razones inexplicables a juicio de algunos de sus compañeros, protagonizó una durísima ruptura con su ex marido fotógrafo en la que se cruzaron todo tipo de acusaciones, algunas durísimas. Sacristán confesaba a LOC: “Yo lo pasé fatal con el divorcio, fue durísimo; estaba muy enamorado de Ruth y ahora pienso que ella me dejó por ambición y dinero. Las fotos de ellos juntos no me han sorprendido, yo ya sabía de su relación desde hace dos años, era sólo cuestión de tiempo que saliera a la luz”. Incluso contó que las dos parejas, Maite Chacón y Matías, y él y Ruth, salieron una vez a navegar por el Mediterráneo juntos.

Un episodio muy desagradable que provocó que Matías, que había cortado con su esposa un año antes de que Ruth dijera que le quería en público, la dejara también, según se publicó, asustado ante el revuelo mediático que había originado su complicada y enrevesada historia de amor. Ahora, se les ve juntos de nuevo, y Hola se limita a decir que se apoya en los amigos como Ruth, como si la complicada historia de esta mujer pudiera deteriorar la imagen impoluta del comunicador con quien no se le veía en ningún reportaje desde octubre del 2014. Más papistas que el Papa.

Ana Montesinos