Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA

Suscríbete a nuestro Boletín


Tipo de Newsletter

Indique cómo desea recibir nuestro servicio gratuíto de Newsletter:


Condiciones de suscripción



Los campos con * son obligatiorios

Popular posts

Gran fracaso de la última fiesta en la Embajada Americana tras la elección de Donald Trump sin apenas repercusión mediática

Noviembre 21, 2016
james-costos-michael-smith

La oligarquía española es muy interesada y tanto el Embajador de EEUU, James Costos, y su marido, el diseñador Michael Smith, especialmente, mostraron su preocupación tras la victoria de Donald Trump. Para colmo, el marido del Embajador se ha enfadado con Nati Abascal. Belén Esteban siempre llama dos veces: sus achuchones con Miguel Ángel Muñoz, que ahora va de actor intelectual, han vuelto de nuevo a la palestra. Pulso entre Paolo Vasile y María Teresa Campos. Ganó la Campos, amenazó y consiguió vetar a la amiga íntima de Bigote Arrocet en el Deluxe. Lo malo es que ya hay demasiadas que pueden hablar. Ahora ha salido una tintorera de muy buen ver. Demasiados fuegos por apagar para la matriarca de “Las Camposhian”.

Y no es que sean homófobos, pero entre la sociedad española  hay quien no se siente muy cómodo con un Embajador y un Embajador consorte. Ya no tienen por qué disimular. La oligarquía financiera conecta mucho mejor con Trump que con Obama y Michael Smith, el marido del Embajador de Estados Unidos en España, decorador y diseñador, cometió el error de enfadarse con Nati Abascal, una mujer con mucho poderío entre las altas esferas del colorín. Las normas de la diplomacia establecen un periodo de cortesía de cuatro meses, pero ya se hacen quinielas sobre como será el próximo Embajador, heterosexual de pelo en pecho, a lo Andy García, rollito macho cabrío, hablará español perfectamente, lo que es de agradecer tras muchos años de desconocimiento por parte de los Embajadores de la lengua castellana  y pertenecerá al lobby de origen cubano de millonarios de Miami que han apoyado a Trump. Los que Fidel Castro denomina La Gusanada.

Carolina Herrera era la homenajeada y, aunque se esperaba a Isabel Preysler, no se dignó a asistir, pero ella no fue la única gran ausente en una fiesta organizada por María García de la Rasilla, nuera de Simeón de Bulgaria, que tiró de la familia. Pocos nombres más: Patricia Rato, Enrique Ponce y Paloma Cuevas, las hermanas Suelves, Maribel Yébenes, Paloma Segrelles, madre e hija, Simoneta Gómez Acebo y Vicky Martín Berrocal…Ah, y Elena Anaya, que espera bebé.

María Teresa Campos vence otra vez a Paolo Vasile

Ninguna de las invitadas  ocupa la portada de las revistas de esta semana. Deberían de haber invitado a Belén Esteban o a Miguel Ángel Silvestre, que  protagonizan esta semana la portada de Lecturas a cuenta de un reportaje hecho cuando ella tenía 27 años y él 17. Fue un montaje orquestado por su madre, la vidente Cristina Blanco por aquel entonces, se dijo, con la ayuda de Maika Vergara. Lo hizo  para dar a conocer al niño y potenciar la imagen de Belén tras su ruptura con Jesulín de Ubrique. Horrorizado debe estar Miguel Ángel que ahora va de “exquisito” con la prensa del corazón al ver estos cromos de achuchones discotequeros. El muchacho, que es muy buen chico y cuida y protege a su madre, en un estado mental delicado tiene para unas memorias y un culebrón. No olvidemos que como “cuñado” de Pe cuando salía con Mónica Cruz, llegó a conocer a Tom Cruise, y también podría explicarnos por qué María Teresa Campos y Terelu le dieron la espalda a su madre, que era tan amiga de ellas, e hizo mucho tanto por la madre como por la hija.

María Teresa Campos ha ganado un pulso a Paolo Vasile, en el último minuto, cuando ya había sido anunciada la entrevista con la supuesta amiga íntima de Bigote Arrocet, Gemma, en el Deluxe del pasado viernes, se vetó su aparición. Amenazó con mandar al carajo el reality. A la Campos, como ya hemos escrito alguna vez y ella ha misma ha dicho, no le gustan las infidelidades si hay luz y taquígrafos y Gemma iba a hablar de lo lindo. Pero ya tiene una competidora, Julia, otra amiga de su Edmundo, propietaria de una tintorería, de 53 años y de muy buen ver. También tiene un negocio de estética. ¿Será ella quién le tiñe las canas al atractivo Don Juan chileno?

En Hola y en Love triunfa la espectacular esposa de Donald Trump, Melania, que luce cuerpazo en la fabulosa mansión en Las Torres que, de momento, no quieren abandonar ni ella ni su marido. Va a ser la primera vez que un presidente y un ex presidente coincidan en la misma ciudad, pero es que Obama quiere que su hija menor Sasha termine sus estudios en Sidwell Friends, uno de los centros de secundaria más elitistas del mundo, donde hay bofetadas por entrar. Con lo bonito que hubiera quedado que un presidente tan demócrata llevara a su hija a un Instituto Público como hacían en la Casa Real Noruega.

Ana Montesinos