Menú Portada
El juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, ya ha solicitado la documentación sobre las subvenciones públicas a la empresa de Jenaro García

GOWEX recibió más de 5,3 millones de euros de subvenciones del Estado en los últimos 4 años

Julio 27, 2014

Su principal “benefactor” fue el Ministerio de Industria con 3,5 millones de euros, casi el doble de los 1,8 millones que aportó el Ministerio de Economía
Estos importes se distribuyen entre distintos proyectos entre los que destaca “El WiFi reduce la brecha digital en la provincia de Cádiz”, cofinanciado con fondos FEDER de la Unión Europea, y por la que percibió 1,2 millones de euros
Estas subvenciones, así como los créditos otorgados por el ICO y el BEI, fueron concedidas a pesar que la principal accionista de la sociedad, la empresa Cash Devices S.L., -cuyo administrador único era también Jenaro García-, tuviera embargos a favor de la Agencia Tributaria en los ejercicios 2010 y 2011


Hace poco más de 13 años, el 14 de junio de 2011, al gobierno de José María Aznar le estallaba en la cara el escándalo Gescartera con la tardía intervención de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), por la imposibilidad de conocer la situación económico-financiera y el destino de los fondos de los clientes de la Agencia de Valores. Más de una década más tarde un nuevo affaire económico afecta a un gobierno del Partido Popular, esta vez el de Mariano Rajoy: el de la empresa GOWEX. En este caso no hay familiares de altos cargos del Gobierno ocupando puestos en la sociedad, pero sí se repite el esquema de dejadez y fallos graves en el control de la empresa que ha llevado a que tengamos que agradecer a una firma de análisis poco conocida, Gotham City Research, que haya destapado este entramado del cual aún queda mucho por conocer.

De momento, el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, ya ha asegurado que el Ministerio regido por Cristóbal Montoro comprobará las razones por las cuáles no se ejerció ni un solo control sobre la empresa de Wifi durante alrededor de una década. Esta situación, que consideró como “no anormal”, choca con la realidad que sufren miles de ciudadanos, autónomos y empresas. Según Miguel Ferre, “la Agencia Tributaria tiene un gran espectro para comprobar y se aplican criterios de análisis de riesgo para ver cuáles se mira o cuáles no”, una explicación que se cae por sí sola si, por ejemplo, tenemos en cuenta que en 2011, el principal accionista de GOWEX era Cash Devices SL, cuyo administrador único era también Jenaro García y que -según datos del Registro Mercantil-, la Agencia Tributaria ordenó dos embargos en 2010 y 2011 a la citada compañía, a las que habría que añadir notificaciones y ejecuciones de la Seguridad Social entre 2003 y 2004.

Subvenciones millonarias del Ministerio de Industria y del Ministerio de Economía

Pero la Agencia Tributaria no fue la única que falló en sus controles. En estos años, GOWEX recibió 30 millones de euros en créditos del Banco Europeo de Inversiones (BEI), y del Instituto de Crédito Oficial (ICO). Este último ya se ha lavado las manos -culpando a las entidades financieras finales que aprueban y conceden estos créditos-, de ser las que tenían que analizar la viabilidad o no de las mismas.

Pero además de créditos, GOWEX fue beneficiada de cuantiosas subvenciones. El juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, ya ha requerido a la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), documentación sobre estos préstamos bancarios, créditos y subvenciones públicas concedidas a GOWEX y sus filiales desde su constitución en 1999 hasta la actualidad. La cuantía es más que llamativa como pueden comprobar en el siguiente cuadro adjunto:

Tan sólo en los últimos cuatro años Let’s Gowex y su filial Gowex Wireless recibieron del Estado más de 5,3 millones de euros en subvenciones repartidas entre distintos proyectos, como ayudas a la solicitud de patentes a proyectos de ayuda para la “Plataforma Inteligente de Servicios para el Turista”. Estas partidas las repartió principalmente el Ministerio de Industria, con 3,5 millones de euros seguido del Ministerio de Economía, con 1,8 millones, casi la mitad que el primero.

Proyecto cofinanciado por la Unión Europea

Pero entre todos los proyectos destaca uno, “El WIFI reduce la brecha digital en la provincia de Cádiz”, por el que percibió 1,22 millones de euros. Esta propuesta fue financiada por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo dentro del Programa Avanza Nuevas Infraestructuras de Telecomunicaciones (convocatoria del 2011) y cofinanciado por los fondos FEDER provenientes de la Unión Europea. El objetivo del proyecto era acometer un despliegue y puesta en marcha de una red inalámbrica en diversos municipios de Cádiz y posicionarla “como un nuevo paradigma y modelo de gestión de redes Wireless Municipales”.

Aunque esta subvención fue concedida por el ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, siendo ministro de Industria, Miguel Sebastián, lo cierto es que en los siguientes años no existió ningún mecanismo de control que detectara como la empresa que recibía esta partida millonaria había falseado sus cuentas. Además con un agravante: como esta imagen se deteriora ante nuestros socios de la Unión Europea que ven como de nuevo el destino de los Fondos para el Desarrollo es más que dudoso. ¿Seguirá el Gobierno lavándose las manos sobre su  responsabilidad? A lo peor, España dejará de percibir esos benditos Fondos para el Desarrollo.