Menú Portada

Gonzalito

Octubre 21, 2014

El ex huracán de categoría cuatro que barrió literalmente las costas del Caribe va a cruzar el centro de Europa convertido en depresión tropical dejando vientos sostenidos de más de 100 km por hora y fuertes lluvias que van a recorrer Escocia e Irlanda del Norte. Y tras darse un garbeo sobre el Reino Unido, los restos del ciclón, se van a encaminar empujados por los vientos del norte hacia Italia y el área mediterránea, lo que va a provocar mar muy gruesa, tramontana, fuerza 8, alerta naranja y rachas que van a superar los 80 km por hora al norte de las Baleares, tanto en  Menorca, como en Mallorca. Pero no solo las islas, la jornada será muy ventosa en  el nordeste de la península. Comenzando las costas de Gerona y extendiéndose la alerta amarilla   a lo largo de los pirineos, toda la ribera del Ebro e  interior de Castellón y litoral de Tarragona.

Y el viento fresco del norte que se nos cuela desde el viejo continente, será el responsable del “batacazo” en las temperaturas que van a perder de 8 a 10 grados. Dicho así parece que viene el frio pero no es así. Los valores se normalizan y se vuelven más otoñales. Caspe en Aragón de los 30 de máxima se va a los 22, Benicásim, Castellón de 33 a tan solo 25 grados. Por el centro de la península, donde los cielos despejados van a ser mayoría, se relajan un poco las temperaturas, Madrid pasará de 26 grados en la jornada de ayer a 22 de máxima. Donde menos se van a resentir los valores será por el sur, Puente Genil, Córdoba a apenas pierde un grado y se queda en la treintena.

Las que no se animan son las lluvias que serán débiles y ocasionales de madrugada y a primeras horas en el cantábrico oriental. Canarias cerraran los paraguas de forma definitiva con la Borrasca camino del atlántico.

“Calenturas otoñales o muy largas o mortales”.