Menú Portada
Mientras la taquilla de los largometrajes españoles caerá un 17% en 2010

González-Sinde se gasta un millón de euros en subvencionar festivales de cine

Diciembre 27, 2010

43 certámenes se reparten subvenciones de entre 4.000 y 320.000 euros

El Ministerio de Cultura concedió, además, 83,75 millones en ayudas para el cine español en 2010, casi lo mismo que recaudó en taquillas, unos 87,5 millones

La cuota de pantalla de nuestro cine apenas llega al 14% del total


Tras el batacazo de la Ley Sinde sobre el cierre de webs de descargas, la ministra se enfrenta ahora a otro revés, la cruda realidad de los datos: los espectadores han dado, una vez más, la espalda al cine español, que este año recaudará 87,5 millones de euros, un 17% menos que en 2009.

Y, sin embargo, el Ministerio de Cultura sigue empeñado en subvencionar festivales de cine por toda la geografía nacional a diestro y siniestro. En total, 1,07 millones de euros gastados, un 20% más que en 2009, que se reparten 43 festivales, la mayoría de ellos privados.

La Semana Internacional de Cine de Valladolid se lleva el Oscar de las subvenciones con 320.000 euros concedidos a través del Instituto de la Cinematografía de las Artes Audiovisuales “para la organización y desarrollo de festivales y certámenes de cinematografía”. Un dinero que sale del bolsillo de los contribuyentes y que en un 80% termina en manos privadas.

Muy por detrás queda el Sitges Festival Internacional de Cinema Fastastic de Catalunya, cuyo organizador/beneficiario, una fundación privada, recibió 100.000 euros de las arcas públicas; a continuación se sitúan el Festival Internacional de Cine de Gijón, con 70.000 euros, el Sevilla Festival de Cine Europeo 2010 con 40.000 euros y el Festival Internacional de Cine Documental y Cortometraje de Bilbao con 30.000.

La lista se completa con otros cerca de 40 festivales, algunos de ellos locales, que se reparten ayudas de entre 28.000 y 4.000 euros. Y hay de todo, desde un festival que premia las “operas primas” y otro que reconoce el cine hecho por mujeres, ambos en Teruel, hasta los que premian el cine gay y lésbico o aquel de temática infantil y juvenil. Y un dato más: muchas de las películas que se proyectan en estos certámenes jamás llegan a proyectarse en cines, y algunas están únicamente creadas para participar en los concursos y conseguir premios.

El cine da miedo

Y aunque algunos culpen del descenso del número de espectadores a Casillas, Iniesta y compañía por haber ganado el Mundial, lo cierto es que la gente, cada año, se aleja un poco más de la gran pantalla. Así, en 2004 143,9 millones de personas fueron al cine; en 2005 127,7; en 2006 121,7; en 2007 116,9; en 2009 107,8; en 2009 109,9 y este año ni llegaran a los 100 millones, de los que menos del 14% fueron a ver una película española, frente al 15,5% de 2009.

Mientras tanto, el Ministerio que dirige González Sinde reparte millones “para la producción de series de animación” 2,3 millones de euros; “para el desarrollo de proyecto de películas cinematográficas de largometraje” 5 millones; “para la amortización de largometrajes”, 52,4 millones; “para la elaboración de guiones para películas de largometraje”, 600.000 euros; “para la producción de películas y documentales para televisión” otros 3,5 millones, y así hasta 83,75 millones para sostener un negocio privado a fondo perdido.

Álvaro Santana