Menú Portada
El número de becas y subvenciones para el sector ha ido en aumento a pesar de la crisis

González-Sinde concede ocho millones de euros a sus colegas del cine para que hagan películas

Septiembre 15, 2011

De los 37 largometrajes financiados, 29 lo fueron en su totalidad

Los directores de las desconocidas "Operación E" y "Oskar y los derechos humanos" reciben medio millón de euros cada uno

En agosto se entregó otra subvención de 5,5 millones, de los que la compañía de distribución de Enrique González Macho, actual presidente de la Academia de Artes Cinematográficas, fue la empresa más beneficiada con 1.253.000 euros


Este pasado miércoles la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España dio a conocer la primera selección de las tres películas que optarán a representar a nuestro país en la próxima edición de los Oscar. Aunque parezca mentira, las candidatas la última película de Almodóvar y dos de la posguerra, una estrenada hace un año y otra que aún no está en cartelera. ¿No hay otras películas en España? Pues diríamos que sí, más cuando a pesar de la crisis o la imposición del Impuesto de Patrimonio para recaudar siguen recibiendo millones de euros por parte del Ministerio de Cultura de la “cineasta” González-Sinde.

Y es que parece Cultura no se han enterado aún de qué va la película, y sigue adelante con su festival de subvenciones, concediendo 8 millones de euros a la industria cinematográfica y audiovisual para la realización de largometrajes.

Los directores Miguel Courtois (Tormenta Films) y Óscar Vega Arribas (Club de Técnicas de Producción) fueron los más beneficiados, con medio millón de euros cada uno, para la realización de las películas ‘Operación E’ y ‘Oskar y los derechos humanos’, respectivamente. La tercera cinta que más dinero recibió fue ‘Crónica de otro confín’, de André Cruz Shiraiva y la productora Cine de Garaje, agraciada con 463.000 euros. En cuarto lugar se colocó ‘El portavoz’, con 406.000 euros, de Santiago Matallana y producida por El Espejo. ‘Amadou y Moussa’, de Miguel Alcantud y Pontenza Producciones, recibió 405.000 euros; ‘Blockbuster’, de Tirso Calero Jordá y Digital Media Cine, se llevó 402.000; ‘Menú degustación’, de Roger Gual i Duran y Zentropa International, consiguió 400.000, y ‘Sueño y silencio’, de Jaime Rosales Fontcuberta y Wanda Visión, logró 384.000. Así, hasta completar un total de 37 largometrajes, de los cuales 29 fueron financiados en su totalidad.

Otras 18 convocatorias para sufragar proyectos culturales y convenio con el ICO

Pero la manga ancha de González-Sinde no acaba aquí. En la página web del Ministerio de Cultura, en el apartado de ‘Becas, ayudas y subvenciones de cine y audiovisuales’ para 2011, aparecen hasta 18 convocatorias distintas para sufragar la realización de proyectos culturales y de formación, series de animación, participación de películas españolas en festivales, producción de cortometrajes y hasta un convenio con el Instituto de Crédito Oficial para el establecimiento de una línea de financiación para la producción cinematográfica, entre otras ayudas al sector. Por si fuera poco, a pesar de que la crisis ha ido creciendo año tras año como una bola de nieve, en el Ministerio de Cultura no se arredran, y su número de convocatorias para otorgar ayudas sufragadas con los fondos públicos también ha ido aumentando al son que marca la recesión económica, ya que en 2009 fueron 11 y en 2010 llegaron a 17.

González Macho se lleva su parte

Otra resolución del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales del pasado mes de agosto y por la que se concedieron ayudas para la distribución de películas españolas, comunitarias e iberoamericanas, otorgó cinco millones y medio de euros a 88 largometrajes o conjuntos de cortos, operación realizada también bajo el auspicio del Ministerio de Cultura. En aquella partida de millones, Alta Classics, la compañía de distribución de Enrique González Macho, actual presidente de la Academia de Artes Cinematográficas, fue la empresa más beneficiada, ya que consiguió 1.253.000 euros para la realización de doce films.

Desde que Ángeles González-Sinde llegó al Ministerio de Cultura en 2009 se puso como objetivo potenciar el cine español, sector del que ella misma procedía como guionista y directora. De hecho, en aquella etapa, la hoy ministra recibió numerosas subvenciones para sus proyectos cinematográficos. Y una vez que ocupó su escaño azul en el Congreso se dedicó a gestionar los fondos públicos para patrocinar a sus otrora colegas, disparando durante este año las ayudas de 1,1 millones de euros a 1,65, un 33% más que en 2010, según publicó recientemente ‘El Confidencial’.

Daniel Leguina