Menú Portada
Conferencia coloquio en la escuela de negocios Esade

Goirigolzarri ve factible empezar a devolver las ayudas públicas a partir de 2016

Abril 30, 2015

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, se ha mostrado hoy partidario de que BFA, la matriz de la entidad bancaria, pueda empezar a distribuir dividendo y, por tanto, a devolver parte de las ayudas públicas recibidas a partir de 2016, aunque ha señalado que esa decisión debe tomarla el FROB.

pq_929_goirigolzarri.jpg

Durante una conferencia coloquio en la escuela de negocios Esade, el directivo ha apuntado que “parece aconsejable” que el reparto de dividendos desde la matriz, que controla al cien por cien el Estado a partir del fondo de rescate FROB, se pueda iniciar el año que viene.

En declaraciones posteriores a los periodistas, Goirigolzarri ha concretado que, hasta ahora, Bankia ha devuelto a BFA el paquete del 7,5 % de capital que pusieron a la venta, con un ingreso de 1.300 millones de euros, y 200 millones más que corresponden al 60 % del dividendo.

Devolución pendiente de cuestiones regulatorias

A juicio del máximo directivo de Bankia, el calendario exacto que marcará el inicio de la devolución de las ayudas públicas recibidas, y que ascendieron a 22.000 millones, dependerá también de “cuestiones regulatorias”.

“Nuestro objetivo es trabajar mucho para dar buenos resultados, que Bankia valga más y devolver las ayudas a los contribuyentes. Ésta es la razón que guía nuestro trabajo”, ha subrayado.

Por otra parte, el presidente de Bankia ha rechazado que su entidad reciba “presiones por parte de nadie” ni “interferencias políticas” para absorber el banco Marenostrum, la única entidad nacionalizada que continúa en manos del FROB.

Centrada en el proyecto de reestructuración

Goirigolzarri ha descartado que tenga este proyecto en cartera asegurando que la entidad que preside “está centrada en su proyecto de reestructuración, que se acaba en 2015. No nos planteamos ninguna operación para el 2015”, ha dicho.

Por otra parte, el directivo ha alertado de nuevo que un crecimiento de en torno al 3 % del PIB español en dos o tres años no es suficiente para obtener un aumento de la economía sostenible y capaz de luchar contra el alto desempleo, y ha insistido en que son necesarios ciclos “más largos” de expansión.

“Hay que ser muy realistas con nuestra situación. Pese a las excelentes perspectivas del 2015, acabaremos el año con un PIB del 3 %, que estará por debajo del de 2008. Y la EPA (Encuesta de Población Activa) revela que tenemos 3,3 millones menos de puestos de trabajo que en 2008 y contamos con 3,7 millones de parados más”, ha asegurado.

Garantizar un crecimiento “potente y sostenible”

En esta línea, ha sostenido también que para garantizar un crecimiento “potente y sostenible” no es suficiente el crecimiento del consumo interno, sino que tendrá que fortalecerse además el sector exterior y aumentar la competitividad de las empresas.

A su juicio, la deuda española, equivalente casi al PIB, convierte a España en un país que está “a la merced” de los mercados y eso supone un riesgo.

El presidente de Bankia ha asegurado también que la crisis económica ha dañado “profundamente” la imagen del sector bancario, por lo que ha advertido de que el reto es “recuperar la reputación”, y ha considerado urgente que los partidos sean capaces de consensuar un modelo de educación y que se apueste por la formación permanente.

“La educación merece un plan nacional global”, ha dicho, tras lamentar que el 22 % de la población de entre 18 y 24 años no haya terminado la educación obligatoria y que sólo el 8,6 % de los adultos tengan formación de FP de segundo grado, frente al 34 % de los países de la OCDE.