Menú Portada

Goirigolzarri: “Queremos mantener nuestro liderazgo en eficiencia, rentabilidad y solidez del balance”

Marzo 16, 2016
bankia

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, afirmó hoy que el objetivo de la entidad para los próximos ejercicios es “mantener nuestro liderazgo en eficiencia, solidez del balance y rentabilidad” entre los grandes bancos españoles.

Durante su discurso ante la Junta General de Accionistas de la entidad, que se celebró hoy en Valencia, detalló el cumplimiento del Plan Estratégico 2012-2015, que ha permitido situar a Bankia a la cabeza en beneficios, solvencia y rentabilidad de la gran banca en España, así como repartir a los accionistas, que en su mayoría son los contribuyentes, un dividendo acumulado de más de 500 millones de euros.

Goirigolzarri reconoció que el entorno para los próximos ejercicios es “muy complejo”. Desde un punto de vista regulatorio, el sector financiero se verá afectado por los nuevos requerimientos de capital y por los condicionamientos al diseño de nuevos productos y la forma de comercializarlos.

En segundo lugar, el entorno de tipos de interés “históricamente bajos” va a representar “una mayor dificultad para lograr incrementar los ingresos y una presión adicional sobre nuestra rentabilidad”.

Además, explicó, “los hábitos de nuestros clientes están cambiando y este cambio se retroalimenta de una transformación tecnológica cuya velocidad es extraordinaria y su efecto incierto”, de forma que el sector “estará sometido a fuertes tensiones estratégicas a las que deberá responder con grandes dosis de innovación”. Y, todo ello, añadió, “se adereza con evidentes incertidumbres macroeconómicas”.

Fortalezas

Frente a estos retos, Goirigolzarri resaltó las fortalezas de Bankia. “Contamos con un balance muy sólido, muy bien capitalizado y una eficiencia excelente. Esto es muy importante porque la solidez de balance y la eficiencia serán las variables clave en esta dura etapa que tenemos por delante. Y en las dos tenemos la mejor posición entre nuestros competidores”.

En segundo término, el presidente de Bankia puso en valor a todo el equipo de Bankia. “Hemos tenido que gestionar situaciones de gran complejidad y lo hemos hecho con éxito. Y esto, lo digo desde la humildad, nos aporta una clara ventaja competitiva”.

En resumen, “tenemos enormes retos por delante, pero contamos con la preparación necesaria para afrontarlos”. En este sentido, Bankia se ha marcado como objetivo en su nuevo Plan Estratégico seguir siendo la entidad más rentable, solvente y eficiente de la gran banca española.

Foco en el cliente

Para lograrlo, explicó el presidente de Bankia, “hay que poner el foco en el cliente, en escucharle, entender sus necesidades y ofrecerle la mejor combinación del mercado en términos de un servicio excelente con un precio muy competitivo”.
“Somos conscientes de que, además, esto nos va a exigir un tremendo esfuerzo de adaptación, porque las necesidades y hábitos del cliente están cambiando y lo harán más en el futuro. Somos conscientes también de que la diferenciación respecto a nuestros competidores se debe basar en una forma de hacer, porque cualquier producto es fácilmente copiable”, explicó.

“La alineación de nuestro equipo con las necesidades de nuestros clientes pretendemos que sea diferencial, que sea nuestra ventaja competitiva. Y ello solo lo conseguiremos si, al final de nuestro plan estratégico, nuestros clientes entienden que somos un banco cercano, sencillo y transparente”, añadió.

Estos atributos deben afectar a todas las actividades del banco, “desde el diseño de productos que pretendemos que sea sencillo de entender, transparente y sin letra pequeña, hasta la configuración de nuestros canales virtuales o el diálogo con nuestros clientes. Sabemos que no es fácil, que conllevará un gran esfuerzo y nos exigirá un tiempo, pero estamos decididos a que así sea, porque es la forma de ser útiles a nuestros clientes”.

“Sabemos que la sostenibilidad de nuestro proyecto pasa por que nuestros clientes entiendan que les somos útiles, que les facilitamos la vida”, resaltó el presidente de Bankia.

Se incrementa la captación de clientes

En esta filosofía se enmarca, por ejemplo, la nueva estrategia de clientes lanzada por Bankia el pasado 11 de enero, por la que se han eliminado todas las comisiones a 2,4 millones de personas con solo tener sus ingresos domiciliados.

En el mes de febrero, primero completo desde la puesta en marcha de la estrategia, Bankia captó 23.970 nuevos clientes, lo que supone un 66% más que en idéntico mes de 2015.

Del mismo modo, se ha disparado la contratación de tarjetas de crédito por parte de clientes de Bankia en más de 45.000, lo que supone casi triplicar las 16.000 de febrero del año pasado.

“Esto es solo el principio, pero nos anima a seguir por este camino. Nuestro propósito es desarrollar un conjunto de acciones consistentes y coherentes para que nuestros clientes tengan de Bankia una idea clara de cercanía, sencillez y transparencia”.

“Sabemos los retos que tenemos por delante y lo ambicioso de nuestros objetivos. Pero nosotros tenemos un alto nivel de compromiso. Compromiso con nuestros clientes, porque les estamos muy agradecidos por su confianza y porque somos muy conscientes de que son ellos los que justifican nuestra existencia”.

“Compromiso con los accionistas, con el claro mandato de gestionar Bankia desde la profesionalidad para crear valor, que es, además, el medio para devolver las ayudas a los contribuyentes. Por falta de ganas, ambición, trabajo e ilusión esto no va a quedar”, finalizó Goirigolzarri.

Balance de 2015

El presidente de Bankia repasó los grandes hitos del año 2015, que Bankia cerró con un beneficio atribuido de 1.040 millones de euros, un 39,2% más, lo que ha permitido proponer a la Junta de Accionistas el pago de un dividendo en efectivo de 302,3 millones de euros. Sumados a los 202 millones de dividendo en metálico abonados el pasado 7 de julio, el Plan Estratégico 2012-2015 habrá permitido el abono de 504 millones de euros a los accionistas, que en prácticamente dos tercios han ido a parar al Estado, avanzándose así en la devolución de las ayudas recibidas.

Goirigolzarri destacó el hito que supuso cumplir “todos y cada uno de los objetivos” del plan, de forma que, si en 2012, tras recibir las ayudas públicas, el banco estaba a la cola de las grandes entidades nacionales en rentabilidad, solvencia y eficiencia, tres años después, una vez ejecutado el plan estratégico, “somos el banco español con mejor eficiencia, mayor nivel de solvencia, mayor rentabilidad sobre fondos propios y mayor beneficio atribuible en las operaciones en España”.

Otro de los puntos destacados por el presidente de Bankia fue el relativo a las mejoras introducidas en el gobierno corporativo de la entidad. Goirigolzarri explicó que, de las 64 recomendaciones del Código de Buen Gobierno, Bankia “cumple de manera íntegra todas las que le son de aplicación”.

El presidente de Bankia destacó que ISS Governance Quickscore, firma internacional especializada en gobierno corporativo, “ha otorgado a Bankia la máxima puntuación posible en el ranking que elabora. Y, de hecho, nos ha calificado como la mejor entidad española en términos de gobierno corporativo”.

Goirigolzarri aseguró a los accionistas que “este Consejo de Administración tiene la absoluta determinación de continuar en esta línea de mejora, porque está convencido de que un gobierno corporativo excelente es indispensable para la sostenibilidad de nuestro proyecto”.

Devolución de la OPS

Durante su discurso ante los accionistas, el presidente de Bankia detalló los últimos datos del proceso abierto el pasado 18 de febrero para devolver la inversión a los accionistas minoristas que acudieron a la salida a Bolsa de la entidad en julio de 2011.

En concreto, hasta el pasado viernes, día 11, se habían presentado 125.415 solicitudes. En menos de tres semanas, pues los pagos se iniciaron el 25 de febrero, se ha devuelto ya la inversión a 76.443 accionistas, que han recuperado 358 millones de euros.

Estas cifras, dijo Goirigolzarri, “muestran el grado de aceptación de nuestra oferta en los pequeños inversores y, en segundo lugar, la capacidad de respuesta y velocidad de los equipos de Bankia”.