Menú Portada

Glen Stewart Godwin, el fugitivo que escapó dos veces de prisión, entre los diez prófugos más buscados por el FBI que ofrece 100.000 dólares de recompensa

Septiembre 16, 2015
godwall

Dos asesinatos, dos fugas de prisión y su participación en el narcotráfico mexicano es más que suficiente para pertenecer a la lista de los diez prófugos más buscados del FBI. Glen Stewart Godwin es un fugitivo de la Justicia desde 1992, fecha en la que logró escapar de una prisión en Guadalajara (México), en la que se encontraba acusado de narcotráfico, tras asesinar a un compañero de celda. Sin embargo, no era la primera vez que huía ya que había protagonizado una primera fuga en 1987 de la prisión Estatal de Folsom (California), donde cumplía una condena de 26 años por asesinato.

Godwin nació el 26 de junio de 1958 en Miami, Florida. En 1980, con 22 años, vivía en Palm Springs, California, trabajando por cuenta propia como mecánico y en la construcción, sin antecedentes penales conocidos. En esta época, junto con su compañero de habitación, Frank Soto Jr., planeó robar a un traficante de drogas de la zona que una vez fue amigo de ellos, Kim Robert LeValley. Una vez atrajeron a la víctima a su dominio, Soto lo sostuvo y Godwin se ensañó a puñetazos y patadas, trató de estrangularlo sin éxito y, como último recurso, le apuñaló un total de 26 veces con un cuchillo carnicero.

La traición a un compañero que no sirvió para nada

Una vez asesinaron a LeValley, Soto y Godwin cargaron su cuerpo en un camión y partieron hacia el desierto donde colocaron explosivos caseros atados al cadáver y los hicieron estallar con la intención de ocultar su crimen. Sin embargo, en agosto de ese mismo año, unos residentes de Tagle Mountain encontraron la camioneta abandonada con los restos de un cuerpo humano en su interior. La Policía identificó al fallecido y acusaron a Godwin de asesinato en primer grado. Su compañero y amigo, Soto, declaró en contra de él en el juicio, pero aun así fue sentenciado a 25 años de cadena perpetua en 1982 mientras que Godwin fue condenado por el asesinato y el robo a 26 años en 1983.

En 1987 fue trasladado a la prisión de máxima seguridad de California, Folsom, tras intentar escapar durante su encarcelamiento en Deuel Vocational Institute. La fuga de Godwin fue de película. Un cómplice, las autoridades creen que su esposa, Shelly Rose Godwin, y su ex compañero de celda en Deuel, Lorenz Karlic, le habrían ayudado a introducir una sierra y otros instrumentos en prisión.

Un fuga de película

De esta manera, el 5 de junio de 1987 alguien cortó un agujero en la cerca de alambre a través de la cual Godwin pudo escapar hasta un colector de aguas pluviales que desembocaba en el río. El fugitivo cayó y se arrastró a través del drenaje negro. Para facilitarle la huída, un cómplice le habría dejado allí una balsa, que el delincuente utilizó para ir río abajo, siguiendo unas flechas pintadas en las rocas que le marcaban la dirección a la que debía dirigirse.

En junio de 1987, Karlic fue arrestado y condenado por ayudar a escapar a Godwin y la mujer de Godwin fue clasificada como fugitiva federal por su papel en la fuga de su marido hasta que el FBI la capturó en Dallas, Texas, en 1990.

Por su parte, Godwin huyó a México donde participó en el comercio ilegal de drogas hasta que fue detenido en Puerto Vallarta y condenado a siete años y seis meses por tráfico de drogas en la prisión de Puente Grande en 1991. Las autoridades estadounidenses estaban trabajando en los procesos de extradición cuando, supuestamente, este asesinó en la cárcel a un cártel de las drogas mexicano lo que retrasó su extradición y le dio el tiempo necesario para ejecutar su segunda fuga, en septiembre de 1991, donde se le pierde la pista.

FBI: Una recompensa de 100.000 dólares

El FBI no descarta que se encuentre involucrado en algún negocio de tráfico de drogas y que, gracias a su fluidez hablando español, esté viajando por Centroamérica, Sudamérica y México. Ojos verdes, pelo negro y utilización de alias como Michael Carrera,  Miguel Carrera, Michael Carmen, Glen Godwin, Glen S. Godwin, Dennis H. McWilliams, Dennis Harold McWilliams, son algunas de las pistas de este fugitivo acusado de huida ilegal para evitar encerramiento, asesinato y fuga.

El FBI ofrece una recompensa de un máximo de 100.000 dólares por cualquier información que lleve directamente al arresto de Glen Stewart Godwin. Eso sí, avisan de que debe ser considerado armado y “sumamente peligroso” con riesgo de fuga.