Menú Portada
Los Técnicos de Hacienda consideran "inverosímil" atribuir toda esta caída a la bajada de la presión fiscal o el aumento de los aplazamientos de deuda

Gestha estima que las Administraciones Públicas deberían haber recaudado 53.000 millones más en 2008

Julio 29, 2009

Los ingresos tributarios del conjunto de las Administraciones Públicas registraron un desplome sin precedentes en al año 2008, desviándose la recaudación real de la esperable en 53.006 millones de euros, cifra que supone un 4,84% del PIB, según el Informe “Recaudación de Ingresos Tributarios y aumento del déficit público en contexto de crisis” elaborado por los Técnicos del Ministerio de Hacienda.

pq_834_Elena-Salgado.jpg


El estudio revela, en primer lugar, que el año 2008 marcó un punto de inflexión de “extraordinaria magnitud” en la evolución de los ingresos fiscales ya que, por primera vez, en una serie histórica de catorce años se produjo una pérdida real de la recaudación fiscal de 30.169 millones (-7,7%) en un entorno de crecimiento económico.

En segundo lugar, el informe de Gestha –que analiza con un modelo de regresión esta “excepcional” situación- destaca la pérdida potencial por parte de las Administraciones Públicas de otros 22.837 millones de recaudación que hubieran sido esperables de acuerdo con el crecimiento del 4,2% del PIB en 2008.

La Agencia Tributaria del Estado no justifica 29.000 millones del desplome recaudatorio

En su informe, los Técnicos de Hacienda califican de “simplista” e “inverosímil” la explicación oficial de la Agencia Tributaria de que este desplome recaudatorio se debe a una bajada de la presión fiscal y al aumento de aplazamientos de deudas tributarias por la crisis de liquidez de las empresas.

La AEAT cifra las rebajas fiscales y los mayores aplazamientos en 20.740 millones, por lo que según Gestha queda sin explicar una pérdida recaudatoria real de 11.358 millones, a la que hay que añadir un 77,29% de la pérdida potencial esperable de los tributos de los que la Agencia Tributaria del Estado es responsable. Ambos descensos, arrojarían una pérdida global de recaudación de 29.008 millones, sin justificar, atribuible a la Agencia Tributaria del Estado (el 54,72% del desplome recaudatorio de todas las Administraciones Públicas).

Según el secretario general de Gestha, José María Mollinedo, “se ha tratado de justificar oficialmente todo el desplome recaudatorio ante la opinión pública por una bajada de la presión fiscal y por el aumento de los aplazamientos, ocultando la repercusión de las deficiencias de la Agencia Tributaria en la lucha contra el fraude fiscal y en la deficiente gestión recaudatoria de las deudas tributarias”

En su opinión, la negativa evolución de los ingresos impositivos en 2008 ha puesto de manifiesto la necesidad de mejorar la dimensión, estructura funcional y organización del trabajo de la Agencia Tributaria para obtener los ingresos que la actual situación económica precisa.

 

Un Cuerpo Superior para recaudar más

 

Por este motivo, los Técnicos de Hacienda solicitan que se les autorice a asumir mayores responsabilidades para reducir el fraude fiscal y mejorar el control del gasto público, mediante la creación de un Cuerpo Superior Técnico de Hacienda (CSTH). Con esta habilitación, Gestha estima que podrían liquidar cerca de 6.200 millones de euros adicionales -por encima de la recaudación prevista en la Ley de Presupuestos Generales del Estado (LPGE) para 2009.

En este sentido, la creación de este cuerpo supondría la autorización a los más de 8.000 técnicos para realizar funciones superiores, lo cual permitiría duplicar las actuaciones de control tributario y aduanero previstas para 2009, incrementando así la eficacia en la prevención y reducción del fraude fiscal, así como en la mejora del control de las subvenciones y ayudas públicas.