Menú Portada

Gestha estima que la propuesta socialista de tributación mínima de las grandes empresas recaudaría 7.300 millones

Octubre 22, 2015
agencia tributaria

Para los Técnicos de Hacienda, esta medida supone un primer paso para aumentar la tributación de aquellas empresas que superan el millón de euros de beneficio, lo que permitiría ingresar otros 6.600 millones de euros adicionales.

Por otra parte, consideran que las propuestas de imposición medioambiental orientadas a gravar las emisiones y reformar la fiscalidad del automóvil, entre otras, supondrían un ingreso adicional para las arcas públicas de otros 8.800 millones, lo que nos equipararía con la media europea en fiscalidad verde.

Los Técnicos también coinciden con la propuesta socialista de limitar la participación máxima de las Sociedades de Inversión de Capital Variable (Sicavs) con el objetivo de evitar la elusión por parte de las grandes fortunas.

Además, son partidarios de limitar los beneficios de las Entidades de Tenencia de Valores Extranjeros (Etves) por las grandes corporaciones y de armonizar los impuestos sobre Sucesiones y Patrimonio, que podrían mejorar la recaudación de estos últimos entre 4.000 y 5.000 millones.

En cuanto al impuesto a las transacciones financieras, Gestha cree que debería haberse exigido ya hace dos años, lo que hubiera permitido recaudar unos 4.500 millones anuales que compensarían parcialmente la exención de las operaciones financieras.

De este modo, Gestha coincide con el diagnóstico tributario que se plasma en el documento del programa fiscal socialista, al considerar que la tributación en España no se guía por los principios constitucionales de generalidad, suficiencia, progresividad y capacidad económica, sino que la mayor carga es soportada por 15 millones de personas, el 82,2% de los contribuyentes, que declaran menos de 30.000 euros de ingresos, de los cuales 13 millones son trabajadores y pensionistas.

Más efectivos pero también más competencias

Por otro lado, Gestha cree que la medida de incorporar 5.000 nuevos funcionarios en la Agencia Tributaria (AEAT) sería un primer paso para reducir la brecha de 25.000 efectivos que nos separa de la media europea en la lucha contra el fraude, mejorando notablemente los resultados en unos 7.700 millones, siempre y cuando se aumentaran las competencias actuales para investigar a los grandes contribuyentes, responsables de las grandes bolsas de fraude.

No obstante, los Técnicos echan en falta otras propuestas imprescindibles para reducir la evasión y elusión fiscal como la realización de estudios oficiales sobre economía sumergida, potenciar la colaboración entre las administraciones tributarias estatal y autonómicas y una mayor competencia de los técnicos para investigar el fraude de los grandes contribuyentes, hoy sometidos a un deficiente control tributario.

Según el secretario general de Gestha, José María Mollinedo, “insistimos en que es necesario acometer una reforma integral del sistema tributario y una lucha decidida contra el fraude para ganar suficiencia y equidad, con independencia del origen de los ingresos, así como una reforma de los órganos responsables del control del gasto público a nivel estatal y territorial para mejorar la eficiencia del gasto público”.