Menú Portada
Supresión de la deducción por compra de vivienda

Gestha estima que cada contribuyente perderá una media de 1.000 euros anuales

Mayo 15, 2009

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA) estiman que aquellos contribuyentes que ganen más de 24.000 euros dejarán de ingresar una media de 1.021 euros anuales debido a la modificación de la deducción por compra de vivienda que se aplicará a partir de 2011.

pq_775_zapatero-presupuestos-risa.jpg

Gestha explica que esta medida – anunciada el pasado martes por el presidente José Luís Rodríguez Zapatero durante el debate sobre el estado de la nación- afectará a más de un tercio de los contribuyentes. En la actualidad el 38,4% percibe unas rentas por encima de 24.000 euros, lo que supone que a largo plazo más de 2,7 millones de personas dejarán de recibir este incentivo fiscal.

Según las estimaciones de este colectivo, esta modificación supondrá para las arcas públicas un ahorro fiscal de 2.767 millones de euros, que el Ejecutivo podría destinar a otras políticas directas relacionadas con la vivienda.

Los Técnicos de Hacienda consideran que esta medida debería ser más progresiva, ampliando el límite de 24.000 euros ya que las rentas superiores no obtendrán deducción alguna, lo que supone un “agravio” hacia las clases medias españolas que también están sufriendo las consecuencias de la crisis económica.

Además, consideran que debería tenerse en cuenta las situaciones en que trabaja uno solo de los cónyuges, ampliando los límites de renta de 24.000 euros a aquellos casos en que se hace declaración conjunta y la vivienda está inscrita a nombre de los dos componentes de la pareja ya que, de lo contrario, resulta “ciertamente escaso” y resulta discriminatorio con las personas que dedican su tiempo al trabajo en el hogar. Además hay que tener en cuenta que la vivienda, por lo general, es un bien de carácter ganancial en España.

Gestha alerta que el corte de la deducción por los ingresos declarados perjudica a las clases medias por el elevado fraude fiscal porque no es creíble que apenas el 3% de las personas declaren ingresos por encima de los 60.000 euros”.

Por este motivo, los técnicos reclaman a las autoridades del Ministerio de Economía y Hacienda que autoricen a los técnicos a investigar el fraude más cualificado y complejo. Con un plan eficaz de lucha contra el fraude fiscal y en las subvenciones, se podría reducir la economía sumergida de nuestro país a la mitad y recaudar unos 25.000 millones de euros adicionales cada año.