Menú Portada
Los Técnicos de Hacienda solicitan que ninguna subvención tribute en el IRPF

Gestha considera incongruente la tributación de las ayudas públicas

Abril 27, 2010

Los Técnicos del Ministerio de Economía y Hacienda consideran ´incongruentes´ las declaraciones del secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, quien aseguró esta mañana que el Gobierno no se plantea la posibilidad de desarrollar ´actuaciones especiales´ para eximir de tributación en el IRPF las ayudas públicas como las que contempla el Plan 2000E para la adquisición de automóviles o la Renta Básica de Emancipación.

pq_923_elena-salgado.jpg

Así, Gestha defiende que todas las ayudas y subvenciones públicas deberían estar exentas del Impuesto de la renta, y no sólo una parte como sucede en la actualidad. Por ello, lamenta que el Gobierno descarte la exención de estas ayudas cuando hay otras rentas, en algunos casos muy superiores, que se han declarado exentas de tributación por parte de la Administración Tributaria, como es el caso de numerosos premios científicos, literarios o artísticos que oscilan entre los 100.000 y los 500.000 euros.

Una situación “injusta”

Este colectivo solicita que se realice una reordenación y recálculo de las subvenciones para que ninguna ayuda pública tribute. Con ello, se evitaría una situación “injusta” y “discriminatoria” por la cual unos ciudadanos sí tributarían por el Plan 2000E mientras que otros no tendrían que rendir cuentas al Fisco, en función de su lugar de residencia.

Por ello, los Técnicos de Hacienda aplaudieron la decisión anunciada la pasada semana por parte de las tres Diputaciones vascas de declarar exentos de tributación, con carácter retroactivo, las ayudas públicas percibidas por los contribuyentes vascos durante los años 2009 y 2010 del Plan Renove 09 y del Plan 2000 Euskadi.

Con esta medida, un total de 100.000 contribuyentes quedarían exentos de declarar los 45 millones de euros que se repartieron en total en el año 2009 en concepto de ayudas públicas o planes de estímulo, entre los que se encuentra el destinado a la compra de automóviles.


Un ahorro fiscal medio de 280 euros por beneficiario del plan del automóvil

En cuanto al plan de incentivos para el mercado del automóvil, la exención de la subvención supondrá un ahorro fiscal medio de 280 euros para los 13.000 vascos que compraron un coche con la ayuda del Plan 2000E, es decir, un total de unos 3,3 millones de euros, según las estimaciones de Gestha.

De acuerdo con las normas forales del IRPF, las ayudas constituían incrementos patrimoniales y, por ello, debían incorporarse a la declaración de la renta. De este modo, si no hubiera una modificación normativa los contribuyentes afectados estarían obligados a ingresar entre el 23% y el 45% de estas ayudas, en función de la escala de gravamen que se aplica para calcular su IRPF.