Menú Portada
Se arriesga a pagar a Hacienda más de la mitad de todo lo ganado

Gestha alerta del fraude mediante la compra de billetes de lotería premiados para blanquear dinero

Diciembre 22, 2009

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda alertaron sobre los riesgos que pueden derivarse para aquellos ciudadanos que vendan sus billetes de lotería premiados a posibles defraudadores, interesados en lavar y blanquear capitales.

pq_918_Ocaña1.jpg

Según los Técnicos de Hacienda, los defraudadores suelen ofrecer por estos billetes de lotería un leve sobreprecio -que oscila entre el 10% y 20% del importe premiado-, de manera que suponga un aliciente atractivo añadido al premio ya de por sí obtenido.

Este colectivo afirma que esta operación representa una grave infracción tributaria para Hacienda y un auténtico engaño para el agraciado, ya que difícilmente podrá acreditar ante una Inspección Tributaria el origen de esos fondos, pudiendo terminar con un acta de inspección que supere, entre la deuda y la sanción, más de la mitad del importe ganado.

Los Técnicos de Hacienda señalan que el adquiriente, en cambio, podrá acreditar el carácter exento de esos fondos, sin pagar un solo euro y blanquear así un dinero negro de origen incierto y que no siempre proviene de actividad lícitas, tal y como ha venido denunciando Gestha en sus informes sobre el incremento de billetes grandes en circulación.

De esta forma, a modo de ejemplo, un contribuyente con unos ingresos brutos anuales de 30.000 euros, que resulta agraciado con un premio de 300.000 euros y que, movido por su ambición, decida vender su billete a un defraudador por 350.000 euros, si Hacienda descubre la ganancia patrimonial no justificada, puede acabar pagando al Fisco más de 175.000 euros, incluyendo la cuota más la sanción impuesta.

Por el contrario, el comprador-defraudador del billete, que probablemente tributaría al 43% por la cantidad lavada, simplemente pagará el sobreprecio de compra, y podrá en todo momento acreditar el carácter exento y lícito de esos fondos sin pagar un solo euro de penalización por el fraude cometido. De conformidad con la Ley, los agraciados por el Gordo y demás premios están exentos de tributación, por lo que no deben abonar cuantía alguna a Hacienda, pudiendo disfrutar íntegramente su premio.

Con objeto de evitar situaciones engañosas, Gestha recomienda a los agraciados por el sorteo que depositen los premios en una entidad financiera, de manera que sea ésta la encargada de gestionar su cobro. Asimismo, sugiere que rechacen cualquier transmisión del billete premiado por mucha seguridad y garantía que aparentemente pueda ofrecer el comprador.