Menú Portada
Los agraciados que especulen con sus décimos se arriesgan a pagar a Hacienda más de la mitad de lo ganado

Gestha alerta del blanqueo de dinero a través de la compra de décimos premiados

Diciembre 19, 2011
pq_923_loteria-navidad.jpg

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA) alertaron un año más de las posibles consecuencias que pueden conllevar para los agraciados la venta de sus billetes de lotería premiados en el Sorteo Extraordinario de Navidad del próximo día 22 a posibles defraudadores interesados en blanquear dinero negro.

Gestha señala que esta grave infracción tributaria se articula ofreciendo un atractivo sobreprecio sobre el importe premiado -generalmente de entre un 10% y un 20%- a cambio del décimo, que al encontrarse exento de tributación permite al defraudador dar salida a dinero negro de difícil justificación y control por parte de Hacienda, como las derivadas de operaciones de compra-venta de inmuebles.

Sin embargo, los Técnicos de Hacienda advierten de que esta maniobra supone “un auténtico engaño” para los agraciados, ya que difícilmente podrán acreditar el origen de esos fondos ante una Inspección Tributaria, pudiendo terminar con un acta de inspección que supere, entre la deuda y la sanción, más de la mitad del importe ganado.

A modo de ejemplo, un contribuyente con unos ingresos brutos anuales de 30.000 euros que resultase agraciado con un premio de 400.000 euros y que optase por vender su billete a un defraudador a cambio de, por ejemplo, 450.000 euros, podría verse obligado a pagar al Fisco más de 200.000 euros en caso de que se descubriese la ganancia patrimonial no justificada.

Frente a la difícil situación en que puede encontrarse el vendedor del boleto agraciado, el adquiriente, por el contrario, podrá “lavarse las manos”, acreditando el carácter exento de sus fondos, ya que según la legislación vigente los agraciados por el Gordoy demás premios no deben abonar cuantía alguna a Hacienda.

De este modo, el defraudador se limitaría a pagar el sobreprecio de su compra en lugar de hacer frente a la tributación del 43% que probablemente le correspondería, con lo que conseguiría lavar un dinero negro de origen incierto que en ocasiones procede de tramas relacionadas como el narcotráfico y la prostitución, entre otros delitos.

A fin de evitar situaciones engañosas, Gestha recomienda a los agraciados por el sorteo que depositen los premios en una entidad financiera, de manera que sea ésta la encargada de gestionar su cobro. Asimismo, sugiere que rechacen cualquier transmisión del billete premiado, por mucha seguridad y garantía que aparentemente pueda ofrecer el comprador.