Menú Portada

Gestha aclara que la práctica totalidad de los 140.000 millones que tienen los españoles en el extranjero no son bienes ocultos

Mayo 26, 2016
Agencia tributaria

Para llegar a esta conclusión, en primer lugar Gestha recuerda las 31.529 personas que se acogieron a la amnistía fiscal por 40.000 millones y los 104.000 contribuyentes cuyos bienes ya estaban declarados, procedían de años prescritos o estaban regularizados con anterioridad, como es el caso de los 659 titulares de cuentas opacas en el banco HSBC de Suiza o los 198 titulares de cuentas opacas en el banco LGT de Liechtenstein.

En segundo lugar, los Técnicos también tienen en cuenta el importante descenso que han sufrido los ingresos por declaraciones complementarias de los contribuyentes en los últimos años, lo que denota que razonablemente nadie va a aflorar bienes “ocultos” sin presentar complementarias del IRPF o del Impuesto sobre el patrimonio. Particularmente significativo es el ejercicio 2015, en que el importe de las complementarias están por debajo de la mitad que en 2012.

En este sentido, los Técnicos de Hacienda destacan que los 1.311 contribuyentes que han presentado fuera de plazo el modelo 720 declarando 684 millones en bienes en exterior, no se han visto reflejados con la presentación de complementarias de Renta, Patrimonio o Impuesto sobre Sociedades, lo que es una muestra más de que la práctica totalidad de esos bienes no estaban ocultos.

Por otra parte, una tercera razón es el desplome de las denuncias por delitos contra la Hacienda Pública, que se han reducido significativamente desde 2012, el año de la amnistía.

Por ello, los Técnicos, ante la inconcreción de la información facilitada, piden a la AEAT que informe del patrimonio que ha sido realmente aflorado a través del modelo 720, pues hasta ahora solo ha salido a flote una pequeña parte de esos bienes en el exterior, como ha sido el caso de la familia Pujol, que presentó declaraciones complementarias en julio de 2014, o las que se están produciendo por las personas afectadas por los papeles de Panamá.

El modelo 720, en entredicho

Esta fórmula de declaración de los bienes en el extranjero que entró en vigor en 2013 como continuación a la amnistía fiscal está bajo el punto de mira de Bruselas, pues el pasado mes de noviembre la UE abrió un procedimiento de infracción a España al considerar desproporcionadas las sanciones que impone esta normativa.

Gestha ya avisó entonces de que el modelo 720 podría vulnerar la Constitución española y el propio derecho europeo, ya que choca frontalmente con aspectos claves de la Carta Magna y de la jurisprudencia comunitaria, como es el principio de prescripción. Los Técnicos consideran que las sanciones que impone son abusivas y pueden rebasar el límite constitucional, pues, sobre todo, vulneran uno de los elementos que conforma la seguridad jurídica de la Constitución y del derecho comunitario, como es la prescripción.

En concreto, los contribuyentes que no declaren el modelo 720 se enfrentan a tres consecuencias fiscales. En primer lugar, una sanción mínima de 10.000 euros por no presentar el modelo informativo; en segundo término, la tributación en la tarifa del IRPF del valor de la titularidad de esos bienes en el exterior como una ganancia patrimonial no justificada e imprescriptible; y por último, si no presentan declaraciones complementarias antes de que la AEAT les investigue se les sancionará además con el 150% de la cuota defraudada.

Los Técnicos recuerdan que el modelo 720 debe declararse de forma obligatoria cuando cualquiera de las tres categorías de bienes existentes (cuentas, valores o inmuebles) supere los 50.000 euros, independientemente del número de propietarios o titulares del bien. Si se trata de varios titulares, cada uno de los que sean residentes en España debe declarar la totalidad del importe por separado y consignar aparte su participación.