Menú Portada
Los recursos de Investigación y Desarrollo para la "merluza a la vasca"

Garmendia regala una subvención de 7 millones de euros a los cocineros vascos

Diciembre 29, 2009

La subvención va destinada a la creación de un Centro de Investigación e Innovación  en “Ciencias Gastronómicas”

En 2010 los gastos no financieros del ministerio de Ciencia e Innovación sufrirán el mayor recorte de todos los ministerios, un 15%

Mientras, la retribución media mensual de un investigador del CSIC apenas llega a los 1.000 euros


Si hay una víctima clara en los próximos Presupuestos Generales del Estado es el Ministerio de Ciencia e Innovación. Curiosamente mientras Zapatero vende “un nuevo modelo económico” la inversión del órgano encargado de canalizar los fondos en investigación y desarrollo cae un 15%. La reducción se produce respecto a este año que ya no es boyante para la ciencia española por la financiación, interrumpiéndose el crecimiento registrado hasta 2008. La estrategia en I+D+i, además, se escora hacia los proyectos industriales financiados con créditos, en lugar de la subvención de la ciencia, pero el 2009 cierra con una excepción millonaria que llama la atención, la “Ciencia Gastronómica”.

No hablamos de energías renovables ni de nuevas tecnologías, ni tampoco de equiparar los salarios de los investigadores del CSIC, en la cola de los países industrializados, y que aunque desde el 2007 se cambió el modelo de retribución por productividad, apenas ganan 1.000 euros al mes de media. Hablamos de un concepto inventando por el ministerio para crear una subvención millonaria y que ocupa nada más y nada menos que 5 páginas del BOE.

Para el gabinete de Garmendia, “las ciencias gastronómicas son multidisciplinarias, y consisten en el conocimiento razonado de todo aquello que se refiere a la persona en cuanto se nutre” abarcando “un amplio abanico de áreas de conocimiento, con un impacto económico y social fundamental”  pero que al final va dirigido a “la alta cocina” “estandarte internacional del desarrollo de la gastronomía” es decir a unos cuantos cocineros que ya se nutren de ayudas directas e indirectas en ferias y otros eventos y que  en este se concreta en el proyecto “Basque Culinary Center”, fundación constituida en marzo de 2009, que tiene como socios fundadores, la cooperativa Mondragón Unibertsitatea y cocineros como Pedro Subijana, Andoni Luis Aduriz, Juan María Arzak, Martín Berasategui, Eneko Atxa, Hilario Arbelaiz y Karlos Arguiñano.

El cambio de modelo productivo de España, en la cocina

Así, en aras del cambio de modelo productivo, con cargo a los presupuestos de 2009 recibirá nada más y nada menos que siete millones de euros del Ministerio de Ciencia y Tecnología. Así en la colocación de la primera piedra del centro, la más rica de nuestros ministros, Cristina Garmendia dijo “En pocas ocasiones acudimos a un lugar que refleje tan claramente el cambio de modelo productivo que necesitamos”.

Es decir para el Gobierno, saldremos de la crisis cambiando ladrillo por “Bacalao al pil pil”, eso sí con un poquito de perejil que pondrá el accionista de La Sexta Karlos Arguiñano a costa del bolsillo de los españoles, para su beneficio y de otros poco claros benefactores.