Menú Portada
Los sindicatos llevan también la huelga a las Escuelas Infantiles por unos supuestos recortes del año 2009

Gallardón consigue que 6.500 familias puedan dejar hoy los niños en la Guardería

Noviembre 16, 2011
pq_923_gallardon.jpg

Nueva jornada de huelga en la educación en Madrid, a cuatro días de las elecciones generales, CC OO y UGT (ANPE y CSIF se han desmarcado) convocaron una huelga para todos los niveles de la educación preuniversitaria (Infantil, Primaria y Secundaria) en la que incluyen las Escuelas de Educación Infantil que atienden a miles de niños desde pocos meses a 3 años.

La sorpresa ha sido mayúscula para miles de padres que se encontraban a principios de semana misivas en las que “pedían” que se diera un mensaje a la Consejería de Educación no llevando a sus hijos este jueves a su Escuela Infantil, un “lujo” que padres trabajadores no pueden permitirse así por así.

Pero aún eran más sorpresivas las razones, no se trata que no se haya renovado contratos de personal interino, sino por unos supuestos recortes ¡de hace más de dos años! unas medidas que entre otras permitían aumentar los niños que pueden beneficiarse a las plazas públicas en el último curso (de 2 a 3 años) o que en el caso de guarderías gestionadas en su inmensa mayoría por cooperativas de trabajadores primar la oferta más económica y que supone un ahorro para los contribuyentes.

Cambio radical en una mañana

Pero en muchas Escuelas de Educación Infantil donde había panfletos reivindicativos ayer por la tarde había carteles anunciado que hoy habría total normalidad en la actividad de la Escuela. La razón, el Ayuntamiento de Madrid, advirtió a cada una de las 55 Escuelas regidas por el consistorio, la obligatoriedad de estar abiertas. La razón, el decreto de servicios mínimos de la Comunidad de Madrid habla de centros regionales y no de gestión municipal, lo que implica que deben permanecer abiertos con todo su personal.

Con ello Gallardón ha conseguido que 6.500 familias puedan hoy llevar en todo su horario a sus hijos, mientras ayer en barrios de Madrid volvían a manifestarse en unas movilizaciones que se van desinflando a pesar del impulso que ciertos sindicatos y partidos se empeñan en dar.