Menú Portada
Tres días de fiesta reunieron en Baviera a lo mejor de la aristocracia alemana en una mezcla vintage con nobles españoles y príncipes franceses

François de Orleans-Theresa von Einsiedel, la gran boda del verano en Baviera

Julio 28, 2014

No parece que hubo presencia alguna de miembros de la familia real española que sí acudió en bloque, en tiempos mejores, a las bodas de las hermanas del novio que se celebraron en la localidad sevillana de Villamanrique de la Condesa

pq_929_Theresa-Einsiedel.jpg

Tres días de fiesta han reunido en Baviera a lo mejor de la aristocracia alemana en una mezcla vintage con nobles españoles y príncipes franceses con ocasión de la boda del príncipe François de Orleans con la noble Theresa von Einsiedel Wolftitz. El novio, hijo del príncipe Michel de Orleans, conde de Evreux, y de esa ubicua Beatriz de Orleans que es una de las habituales de todos los grandes saraos en Madrid y que durante años ha representado con altura a Christian Dior. La novia, hija de la princesa Amelie de Urach, nieta de una princesa de Luxemburgo, y emparentada con los príncipes de Mónaco y con grandes de la escena social alemana como los príncipes de Thurn und Taxis, pues uno de sus antepasados hasta pretendió el trono de Lituania en 1918.

Se conocieron en un baile en Viena, y para su boda han reunido a 300 invitados que llegados el viernes a Munich se trasladaron a la localidad bávara de Landshut, donde esa misma noche tuvo lugar una fiesta flamenca organizada en el castillo de Niederraichbach, que es propiedad de la familia de la novia, por la madre del novio que para los tres días de fastos eligió trajes de Lacroix, Santiago Bandrés y Christian Dior. La boda civil se celebró el mismo viernes en la mañana, y la religiosa tuvo lugar a las doce de la mañana del sábado en la basílica de Saint Jakob, en la localidad de Straubing, y fue oficiada por el príncipe Jaroslaw Lobkowicz en presencia únicamente de la familia más allegada de los novios, con los caballeros de chaqué y sombrero y las damas vistiendo en una particular mezcolanza de singulares atavíos.

Presunta venta de la exclusiva a ¡Hola¡

Theresa von Einsiedel llegó luciendo un modelo del escocés Jonathan Saunders, que ha vestido entre otras a la duquesa de Cambridge, y diadema de brillantes y piedras de color de su propia familia, mientras muchos de los asistentes optaron por los vistosos atuendos tiroleses tan del gusto de los aristócratas centroeuropeos y las hermanas del novio, Clotilde y Adelaida, se atrevieron con trajes de faralaes. Pero la gran cena y fiesta de gala tuvo lugar en la noche con todos los invitados (smoking para ellos y traje de noche para ellas), en sus mejores galas, entre quienes no faltaron el hermano del novio, el príncipe Carlos Felipe que disputa el ducado de Anjou a Luis Alfonso de Borbón, y su esposa portuguesa la duquesa de Cadaval cuya hija es ahijada del rey don Felipe.

Hubo profusión de joyas valiosas pues allí estaban la princesa Gloria de Thurn und Taxis, el príncipe Gundakar de Liechtenstein y numerosos Orleans, si bien no ha sido posible identificar al grueso de los asistentes por la inexistencia de fotografías (sólo han aparecido las tomadas en la calle en el exterior de la Iglesia), que hace sospechar la venta de una exclusiva, probablemente a la revista “¡Hola!”, cuyos dividendos ayudará a los novios, que no son particularmente ricos, en los inicios de su convivencia. Sin embargo, y a pesar de que podía esperarse, no parece que hubiese presencia alguna de miembros de la familia real española que si acudió en bloque, en tiempos mejores, a las bodas de las hermanas del novio que se celebraron en la localidad sevillana de Villamanrique de la Condesa.

90 cumpleaños en la intimidad familiar la princesa Carmen de Borbón-Dos Sicilias, tía del rey don Juan Carlos

Entre tanto en su modesta casa de la Costa Azul francesa la princesa Carmen de Borbón-Dos Sicilias, tía del rey don Juan Carlos, ha celebrado su 90 cumpleaños en la intimidad familiar, y todos los royals a excepción de los esforzados reyes de España ya vacacionan en sus lugares habituales. La familia real danesa ha posado al completo en el parque del palacio de Grasten, Andrea Casiraghi y su esposa Tatiana Santo Domingo se han plantado en Ibiza, y doña Sofía se encuentra en Marivent seguramente en compañía de su hermana doña Irene y de sus primos la princesa Tatiana Daziwill y su esposo el doctor Jean Fruchaud,sin que por el contrario podamos tener el menor indicio de los planes de don Juan Carlos que en próximos días representará con toda probabilidad a su hijo el rey en la toma de posesión del nuevo presidente de Colombia Juan Manuel Santos. Tampoco tenemos noticia de si doña Sofía, ahora mucho más libre para emprender viaje a su gusto y acomodo y que ya ha visitado a su nieto Frolián en su colegio estival de Sigüenza, tiene intención de visitar Grecia durante el estío pues bien pudiera llegarse hasta la isla de Patmos, donde tiene casa su primo y gran amigo el príncipe Miguel de Grecia, o a Porto Coeli que es el actual lugar de residencia permanente de su hermano el rey Constantino a donde en breve llegarán los príncipes Pablo y Marie Chantal de Grecia con sus hijos tras una magnífica vacación en un lujoso lugar de las Bahamas.

Se cumplen ahora 40 años del final del gobierno de la Junta de los Coroneles en Grecia y de la abolición definitiva de la monarquía en ese país, y son muchos los que hacen balance y critican la decisión de Constantino de apoyar a la Junta en un primer momento para luego orquestar su fallido golpe de estado que le llevó al exilio definitivo en 1967. Pero sí sabemos que días atrás el rey de Grecia y su esposa Ana María visitaron la isla de Spetses prosiguiendo después hacia la de Kefalonia, en el Peloponeso, a donde llegaron a bordo del yate Afroessa que es propiedad de su amigo Theodore Nomikos y fueron acogidos con gran calor popular.

 
Ricardo Mateos