Menú Portada
Vida singular

Francisco Rivera: “Hago vida de soltero: me acuesto y me levanto con quién quiero”

Febrero 6, 2011

A pesar de los pesares, me cuentan que Francisco sigue manteniendo una amistad especial con María P, una joven de veinticinco años, estudiante de derecho en la Universidad Europea de Madrid, con la que se le ha visto en innumerables ocasiones, incluso en la casa que María tiene en pleno Paseo de la Castellana. No es extraña la buena sintonía, pues además de su evidentísima belleza, la estudiante nació en Llerena, un pequeño pueblo de Extremadura en el que Francisco tiene una magnífica finca en la que se guarece en época de estrés o desasosiego, tal y como contamos hace ya algunos días. Los vínculos son innegables.

pq_924_franciscorivera.jpg

Es nuestro soltero por antonomasia. La semana pasada, la revista ‘Sálvame’ publica las imágenes del torero Francisco Rivera en compañía de una joven de aspecto apetecible a la que daba un beso. Mucho se ha especulado sobre las fotografías. Todos han hablado. Menos él. Hasta hoy: “Yo estaría encantado de tener una novia, pero es que en estos momentos sería decir una mentira. No estoy con nadie, tengo una vida de soltero absolutamente normal, como la de cualquier otro, me acuesto con quien quiero y me levanto con quien me apetece”, me dijo con educación exquisita.
A pesar de los pesares, me cuentan que Francisco sigue manteniendo una amistad especial con María P, una joven de veinticinco años, estudiante de derecho en la Universidad Europea de Madrid, con la que se le ha visto en innumerables ocasiones, incluso en la casa que María tiene en pleno Paseo de la Castellana. No es extraña la buena sintonía, pues además de su evidentísima belleza, la estudiante nació en Llerena, un pequeño pueblo de Extremadura en el que Francisco tiene una magnífica finca en la que se guarece en época de estrés o desasosiego, tal y como contamos hace ya algunos días. Los vínculos son innegables.
Además, tan buena relación mantendrían el matador y la alumna que, las mismas fuentes, advierten que el fin de semana pasado habrían coincidido en la Candelaria de El Rocío, a la que Fran acude con habitualidad. Sin embargo, Francisco lo tiene claro: “Estáis empecinados en buscarme una pareja estable. En mi teléfono móvil hay como diez contactos que se llaman María, con ninguna tengo una relación seria, de verdad. Es cierto que estuve en la Candelaria, pero estaba con mi hija, y cuando ella está… ni media broma”. Sin desconfiar ni un ápice de las palabras del matador, es lógico su retraimiento porque rara vez habla de sus sentimientos. Sólo el tiempo confirmará si lo suyo con María pasa ser algo más que una intensa amistad.