Menú Portada
Además, prorrogó los contratos firmados por Alfredo Prada con la Comunidad de Madrid

Francisco Granados continuó con la firma de convenios con GINSO (Yanke-Renedo) por un valor de 1,1 millones de euros

Mayo 2, 2012
pq_925_Francisco-Granados.jpg

GINSO la Asociación que contrató diferentes estudios a las empresas de Germán Yanke y Álvaro Renedo, Fain Viejo y Inver-Eleto, continuó recibiendo continuas subvenciones cuando Francisco Granados ocupaba el puesto de consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid. Todas ellas a través de la  Agencia para la reeducación y reinserción del menor infractor. Solo tener en cuenta que ni el mencionado Granados ni su antecesor, Alfredo Prada, ya no continúan en el Ejecutivo que preside Esperanza Aguirre ni tampoco en el Comité Directivo del PP madrileño.

Así, a través de cinco Adendas entre el 2008 y el 2011, renovó el convenio que ya había firmado Alfredo Prada para la atención de menores y jóvenes a los que los jueces de menores hay establecido medidas de internamiento en régimen cerrado. Pero además firmó otra serie de convenios que supusieron casi 1,1 millones de euros. El 31 de agosto de 2009 se rubricó el convenio de colaboración para la realización del programa Intégrate de Formación e Inserción Laboral para menores sujetos a medidas de internamiento por 40.788 euros. Más tarde, ese mismo año se cerró otro nuevo convenio por el que recibía 413.721,60 euros para la gestión del Programa Educativo para Menores Infractores e Inserción Social Autónoma.

Al amparo de Estrella Digital

Este mismo acuerdo se prorroga el 29 de octubre de 2010 por otros 68.953,60 euros. Pero sin duda fue el 2011 cuando GINSO fue más beneficiada. El 1 de junio de 2011, se firmó un nuevo Convenio de colaboración para la realización del programa intégrate de formación e inserción laboral para menores y jóvenes sujetos a medidas judiciales de internamiento y de medio abierto, por el que pagaba la Agencia para la reeducación y reinserción del menor infractor, 287.500 euros a razón de 57.500 euros al mes durante cinco meses. En octubre fue prorrogado otros cinco meses con las mismas condiciones económicas, lo que supuso 287.500 euros más. Todo ello con independencia de lo que la Comunidad abonaba por el centro de Brea de Tajo, de 210 a 225 euros al día, en un centro de capacidad máxima de 228 plazas.

La historia de estos millonarios contratos para una sociedad amparada en un medio de comunicación digital no acaba aquí. Hay más personajes implicados y empresas afectadas.