Menú Portada
Ya les ha dado ayudas por 550 millones

Fomento descarta rescatar “a corto plazo” a autopistas en quiebra

Octubre 4, 2012
pq_927_ana-pastor.jpg

El Gobierno no prevé rescatar “a corto plazo” a ninguna de las autopistas que actualmente están en quiebra o en riesgo de insolvencia, dadas las medidas de ayuda que ha articulado, por las que, según asegura, ya ha concedido entre estas vías un total de 550 millones de euros.

De este importe, 469 millones corresponden a los préstamos participativos concedidos a las autopistas y los otros 80,5 millones, a los otorgados a través de las cuentas de compensacion, según la respuesta del Ejecutivo a una pregunta parlamentaria escrita.

Con la línea de préstamos participativos, el Ejecutivo busca ayudar a las autopistas a amortiguar el impacto de los sobrecostes de expropiación que afrontaron, mientras que con las cuentas de compensación contribuyen a atajar la caída de tráficos que estas vías registran desde el inicio de la crisis.

“Habiéndose articulado medidas para tratar de resolver los problemas, a corto plazo no se tiene previsto el rescate de las sociedades concesionarias con malos resultados coyunturales”, indica el Ejecutivo en su respuesta parlamentaria, a la que tuvo acceso Europa Press.

Las expropiaciones y el desplome del número de usuarios constituyen las dos principales causas de la situación de quiebra o de riesgo de quiebra que actualmente afrontan una decena de autopistas.

En respuesta a una pregunta escrita de la diputada y portavoz de UPyD, Rosa Díez, el Gobierno reconoce que “la actual situación económica ha afectado profundamente a los resultados económicos de las autopistas de peaje, sobre todo a nueve de las 21 sociedades concesionarias del Estado”.

Según el Ejecutivo, el origen del problema está en “la existencia de un tráfico real muy inferior al estimado, tanto en los estudios de la Administración, como en los de las ofertas que resultaron adjudicatarias”, y en los justiprecios de las expropiaciones de los terrenos para la construcción de las vías. “Los jurados de expropiaciones y los tribunales consideraron que los terrenos, en general rústicos, debían ser valorados teniendo en cuenta las expectativas urbanísticas”, indica.

En la actualidad, de la decena de las sociedades concesionarias de autopistas que afrontan desde hace tiempo el riesgo de quiebra, cuatro ya se han acogido a procesos concursales. La Madrid-Toledo y la R-4 Madrid-Ocaña han solicitado el concurso, y la Cartagena-Vera y las radiales de Madrid R-3 Madrid-Arganda y R-5 Madrid-Navalcarnero, el preconcurso.

Estas cuatro sociedades están participadas por grandes constructoras y entidades financieras, suman un pasivo de 2.171 millones de euros y realizaron una inversión en la construcción y puesta en marcha de las vías de 3.338 millones de euros.