Menú Portada
El Real Madrid ya ha cubierto el cupo de los "balones de oro"

Florentino se niega a pagar lo que piden por Ribery y Alonso

Julio 7, 2009

El Real Madrid no pagará ni los 80 millones de euros que pide el Bayern Munich por Ribery, ni los 47 que quiere el Liverpool por Xabi Alonso. Cubierto el cupo de los “balones de oro”, la estrategia ante las exigencias de los clubes que quieren hacer caja con la política de grandes fichajes de Florentino Pérez es justo toda la contraria: mantener una oferta y pasado un plazo renunciar a las contrataciones.

pq__cesc.jpg

Se veía venir que las cantidades desembolsadas por Ronaldo y Kaká iban a romper el mercado. Y lo ha hecho en varios sentidos. Primero porque el mercado en general se ha vuelto loco, y segundo porque los equipos con grandes jugadores no están dispuestos a vender por cantidades inferiores a lo pagado por el brasileño, por ejemplo. Por esa razón, y ante las barbaridades que se están pidiendo por hombres como Franck Ribery y Xabi Alonso, el Madrid hará una última oferta por ambos, a base de dinero y jugadores.
El Bayern Munich ha tasado a Ribery en ochenta millones de uros. El Madrid no va a llegar a esa cifra y mantiene la de 55 millones, con la inclusión de algunos jugadores en la operación, como Van der Vaart y Metzelder, ambos del agrado de Louis Van Gaal. De momento el director ejecutivo bávaro, Karl-Heinz Rummenigge, dice que el Madrid no ha hecho ninguna oferta por el francés, pero que hay otro equipo que sí ofrece una cantidad importante. Para los alemanes hay dos problemas; el primero que Ribery ha dicho que se quiere ir al Real Madrid, y segundo que lo podrá hacer al final de la temporada sin que las arcas de los germanos se lucren del traspaso. El técnico ex azulgrana ya ha manifestado que no quiere en la plantilla al jugador si va a estar molesto, lo que es otro punto a favor del Madrid en las negociaciones.

Cesc, alternativa a Xabi

Igual de complicado está el tema de Xabi Alonso, al que el Liverpool ha ido subiendo su precio conforme pasaba el tiempo y el Madrid hacía sus inversiones. La tasación de 47 millones de euros parece fuera de toda lógica, aunque Rafa Benítez no va a poner fácil el traspaso. La oferta blanca es de 27 millones más Alvaro Negredo, al que tasan en 18 millones. Con deseo de llegar a un acuerdo la operación parece factible, pero hay algo más que una simple negociación dada la falta de sintonía entre Benítez y Valdano.
Si vencido el plazo que el Madrid ha dado para cerrar el fichaje éste no llega, las miras se van a dirigir a Cesc Fábregas, jugador al que el Arsenal ha tasado en 45 millones de euros por si alguien desea ficharlo. El Madrid llegaría a ofertar 25 millones más el delantero holandés Huntelaar, por el que el pasado euro se pagaron 23 millones de euros.
Esas son las operaciones abiertas en el Madrid en estos momentos, más la del lateral Alvaro Arbeloa, que se puede cerrar de inmediato en torno a los cinco millones de euros. Será el momento de centrarse en la operación salida, en la que tendrán que desprenderse de entre ocho y diez jugadores. Y el problema será justo el contrario que a la hora de comprar: si vendes obligado, no esperes hacer mucha caja.