Menú Portada

Florentino Pérez permite que Ochaíta, líder histórico de los Ultras Sur, siga siendo una de las caras visibles de la nueva Grada Fans del Real Madrid a pesar de estar condenado a un año sin entrar en reciento deportivo por un incidente violento

Febrero 10, 2016

Cumple una sanción de un año que le prohíbe asistir a recintos deportivos por agredir en el año 2011 a varias personas antes del partido disputado entre Atlético y Real Madrid el 19 de marzo de 2011.

grada fans real madrid

Los violentos siguen instalados en las gradas del Santiago Bernabéu. La encarnizada (y encomiable), lucha de Florentino Pérez para alejar a los ultras del Estadio blanco está inacabada. Lo que no sabemos es si por voluntad propia o por pura inoperancia. Cobra vigor la primera de las opciones, ya que varios de los gerifaltes de la actual Grada de Animación del Bernabéu eran integrantes destacados del grupo radical Ultra Sur.

Es el caso de José Luis Ochaíta, otrora líder de la vieja guardia del grupo ultra y admirado por sus vasallos por su pericia en las peleas callejeras y por sus pocos escrúpulos cuando se trataba de dejar claro “quién mandaba en España”. Esto no es ningún secreto, si acaso algo a lo que no se quiere dar mucho bombo desde la planta noble del Bernabéu. En esta ocasión fue la megalomanía de “Ocha” la que puso sobre la mesa un grave problema. El antiguo líder de Ultra Sur concedió una entrevista al diario El Mundo el pasado 7 de diciembre de 2014, mostrándose como un hombre apolítico y arrepentido por sus múltiples  -y cobardes-, tropelías. “Yo me he pegado por el Madrid, nunca por otra cosa”, fue una de las frases redentoras en ese texto.

En esa misma entrevista habla de la pelea entre las dos facciones de Ultra Sur del año 2013. La vieja guardia perdió esa contienda con los “cachorros” y se cobijó en la directiva del Real Madrid, que ofreció a varios de los antiguos miembros de Ultra Sur un asiento en la Grada Fans. Con esto conseguía varias cosas de una tacada: mostrar de cara a la galería que luchaba contra los violentos, tener de su parte a los ‘US’ de siempre y alejar a los más jóvenes –  impulsivos, agresivos en exceso y con mucha ansia de dinero-, de los privilegios históricos de los ultras en el Bernabéu. Seguiría habiendo ganancias, pero no para unos chavales que nunca habían sentido al Madrid (se decía que el cabeza visible de la nueva guardia era simpatizante del Atlético de Madrid).

Sanción de un año para Ochaíta

Al contrario de lo que puedan pensar muchos, la guerra en las gradas del Bernabéu no se terminó con la marcha de Mourinho, ni con la de Casillas, ni siquiera con la disolución del grupo Ultra Sur. La directiva presidida por Florentino Pérez ha prohibido la entrada a muchos miembros de la peña radical, pero a otros, a los que sí han querido someterse a su mandato, les ha otorgado el control de la nueva grada de Animación. Por eso, ante cualquier movimiento contrario a la gestión del presidente, la respuesta institucional es automática: “Es una campaña promovida por los violentos”. Lo que no dicen es que algunos de esos violentos son los que controlan el principal grupo de animación del Santiago Bernabéu.

Conocida la situación desde dentro de Chamartín, era habitual ver a José Luis Ochaíta cantando y animando en la grada Fans del Santiago Bernabéu. Su ausencia en los dos últimos meses causó extrañeza entre el público cercano a esos asientos, pero no entre sus más allegados. Ochaíta cumple una sanción de un año sin entrar en recintos deportivos por los hechos acaecidos antes del derbi madrileño disputado entre Atlético y Real Madrid el pasado 19 de marzo de 2011.

Una sanción que no deja lugar a dudas

Según el texto oficial de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte, el antiguo líder de Ultra Sur recibió la siguiente sanción:  “Multa de 4.000 euros y prohibición de acceso a los recintos deportivos por un periodo de doce meses, a un aficionado que, en las inmediaciones del estadio, tras ser visto agrediendo a un grupo de personas, insultó gravemente a los funcionarios que intervinieron para reestablecer el orden al tiempo que alentaba a los allí presentes en contra de la actuación de la policía en el partido Atlético de Madrid-Real Madrid, jugado el 19 de marzo”.

ochaita-dentro

El club está intentando que está situación pase desapercibida entre afición y prensa. El Real Madrid, esa entidad que tanto ha luchado contra los violentos, acoge a varios de ellos, algunos cumpliendo incluso sanción. Para los intereses del club merengue sería mejor que esto no hubiera salido a la luz.

Los líderes de la Grada Fans, en el ojo del huracán

Tres son las personas que controlan la Grada Fans: el ya mencionado José Luis Ochaíta, Manuel Matamoros (Primavera Blanca), y Carlos Clara, de la peña “La Clásica”, la responsable de la pancarta en la que se podía leer: “Mou, tu dedo nos señala el camino”. Este último fue captado por cámaras de televisión del programa Comando Actualidad intentando acceder al estadio Santiago Bernabéu con una navaja y puede ser el próximo en cumplir sanción.

Paradójicamente, el director de gabinete del Real Madrid, Manuel Redondo, ha sido galardonado recientemente con la medalla de bronce de la Real Orden del Mérito Deportivo por su lucha contra los ultras. Los mismos que siguen campando -si las sanciones se lo permiten-, a sus anchas por el Estadio Santiago Bernabéu.

Felipe de Luis Manero

@felipedeluis99