Menú Portada

Florentino Pérez mintió: El Real Madrid obliga a más de 2.000 socios a cambiar su ubicación en el Bernabéu para colocar a los integrantes de la Grada Fans

Junio 27, 2017

El mandatario blanco ofrece tres opciones a los afectados: cambiar de sitio, dejar de ser abonado o unirse a la Grada Fans bajo unas condiciones.

florentino-grada-fans

El pasado 20 de octubre de 2016, el Real Madrid celebraba la segunda reunión informativa a sus socios compromisarios previa a la Asamblea del día 23 del mismo mes. Ante los rumores sobre cambios obligatorios de ubicación de la Grada Fans, uno de los socios se dirigió al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, para preguntarle si eran ciertos. La respuesta del máximo mandatario blanco fue clara: no había planificado ningún cambio. Ocho meses más tarde, más de 2.000 abonados se les traslada a la fuerza de su asiento.

Florentino Pérez ha vuelto a ser nombrado presidente del Real Madrid sin aparentes problemas. Al no presentarse rival y teniendo en cuenta los últimos éxitos deportivos, se podría pensar que el aficionado blanco está, en general, satisfecho con la gestión de la actual directiva. No obstante, la realidad es que la paz social no termina de instaurarse en la entidad merengue. La creación de la llamada Grada Fans ha abierto una herida que, lejos de cicatrizar, se agranda por momentos. El último capítulo de esta guerra lo encontramos en la decisión del Real Madrid de cambiar la ubicación de más de 2.000 abonados para colocar a la citada grada de animación.

La noticia -según comentan varios afectados a Extraconfidencial.com-, no ha pillado por sorpresa a casi nadie. Los socios propietarios de esos abonos se temieron lo peor cuando vieron varias fotografías en los medios de comunicación en la que máquinas de construcción estaban demoliendo sus asientos. Poco después, y ante las primeras llamadas de preocupación de socios, el Real Madrid enviaba un correo electrónico a todos los afectados para citarles en el estadio Santiago Bernabéu. La nota estaba firmada por José Luis Sánchez, director del área Social del club blanco. La cita era cerrada y se advertía de que si el socio no se presentaba a ella no podría ser atendido otro día. Un socio nos da testimonio, en primera persona, de lo que ocurrió cuando acudió a esa cita.

Tres opciones: cambiar de sitio, dejar de ser abonado o unirse a la Grada Fans bajo unas condiciones

Los socios afectados estaban ubicados en el Fondo Sur, prácticamente a pie de campo. “Cuando llego me dan la opción de irme a la zona en la que tenía los abonos hace ya años y les digo que no, que yo lo que quiero es seguir con los abonos (el mío, el de mi hermana, el de mi mujer y el de mis hijos), donde los he tenido en esta última época”, explica el socio consultado. La razón última por la que el Real Madrid realiza este movimiento es para ubicar en esa zona a la Grada Fans. Veamos qué pasa si el afectado pide estar en esa grada: “Me dijeron que eso es imposible, que es un tema que llevan las altas esferas del Club y que, además, mis hijos no podrían estar ahí. Me indigné aún más y les respondí que a mis hijos no, pero sí que dejan a personas imputadas por violencia, delitos de sangre, etc. (por ejemplo, Ochaíta). Terminé por anunciarles que me iba a Plaza Castilla a poner una denuncia”.

En ese momento -y según el relato de nuestro testigo- le piden que espere, que va a bajar a atenderle una de las personas responsables de la Grada Fans. “Me ofrece formar parte de la grada de animación, con abonos más baratos y viajes subvencionados, pero a cambio de seguir una serie de reglas (firmadas bajo contrato): ir siempre vestido de blanco, seguir siempre las órdenes del director de grada y no faltar a más de tres partidos sin causa justificada”, prosigue el socio. Al parecer si el propietario de un abono en la Grada Fans se ausenta de un partido, está obligado a ceder el abono al club como mínimo 48 horas antes del partido. En caso de que no lo haga, puede ser expulsado. Además, el sistema de identificación es la huella digital, lo que hace completamente imposible ceder el abono a un familiar o amigo.

“No nos convencieron las reglas de la Grada Fans, con lo que al final decidimos aceptar el nuevo sitio porque la alternativa era la calle. Nos han prometido un descuento del 38 % en el euro abono los próximos tres años por cambiarnos al tercer anfiteatro del Fondo Sur”, concluye resignado. Más o menos este es el resumen: el Real Madrid ofrece a los afectados cambiarse de sitio a cambio de una compensación económica, que varía en función de cuánto peor sea el sitio al que se va el socio.

Seguridad extra en el Área de Atención al Socio

Aunque los cambios se atienden fuera del Área de Atención al Socio del Real Madrid, para intentar controlar las quejas, en concreto en el Fondo Norte, en la puerta 43, en la calle Rafael Salgado, la zona de atención al socio en la famosa puerta 55 sigue siendo el principal foco de rechazo. Lo es tanto que, en recepción, se han apostado dos guardas de seguridad de la empresa Prosegur para evitar males mayores.

Hace tres años muchos socios consiguieron reunificar sus abonos de familia y amigos y sentarse juntos en el área en la que estaban los, en teoría, disueltos Ultras Sur. Muchos se sienten utilizados en la “limpia” de elementos críticos a Florentino Pérez y una vez conseguida, se deshacen de ellos por un mero descuento, mayor cuanto peor sea el nuevo lugar, que se aplicará durante tres años.

El presidente del Real Madrid prometió a los socios que no habría cambios de ubicación y al final está ha llegado sin previo aviso. Una doble traición por la directiva merengue que seguramente tendrá voz en la próxima Asamblea de Compromisarios, aunque el peso de dos Champions seguidas, el control que realiza a través de distintos medios de comunicación y de Real Madrid Televisión volverá a ocultar la información y la crítica. Menos la de Extraconfidencial.com.