Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA

Suscríbete a nuestro Boletín


Tipo de Newsletter

Indique cómo desea recibir nuestro servicio gratuíto de Newsletter:


Condiciones de suscripción



Los campos con * son obligatiorios

Popular posts

Florentino Pérez “intimida” a quienes quieran ceder sus abonos para el derbi Real Madrid – FC Barcelona mandando cientos de burofax con una propuesta de sanción de 3 años a los socios que se les incautó el abono el año pasado

Abril 21, 2017
florentino

Hoy el Real Madrid conocerá su rival para la séptima semifinal que de forma consecutiva alcanza en la Champions League. Un aperitivo para lo que nos deparará el domingo: el derbi Real Madrid – FC Barcelona  más interesante y trascendente de los últimos años. El Club presidido por Florentino Pérez, con tres puntos de ventaja y un partido menos, puede casi sentenciar la Liga Santander si gana en el Santiago Bernabéu. En el lado contrario, una victoria del FC Barcelona, no sólo sería balsámica tras su eliminación en Champions, también ganaría muchos enteros para hacerse con el título de la Liga y obligaría a que el Real Madrid no fallara. Todo ello, ha disparado el negocio de adquisición de entradas. Sin estar a la venta en taquilla, salvo para los socios del Club sin abono, la reventa está alcanzando precios record. Por las peores, del Cuarto Anfiteatro en fondo, se pagan ya más de 500 euros, una cifra que se dispara a 2.000 euros por entrada en zonas preferenciales como Tribuna o Primer Anfiteatro Lateral.

Dinero que se escapa de las manos del Club merengue que ha querido lanzar un órdago, algo más que una llamada de atención, para frenar este intercambio, y lo ha hecho con una poderosa arma: el miedo.

Dura propuesta de sanción

Fue el pasado año, el 13 de febrero de 2016, cuando el Real Madrid realizó una especie de macro redada en la entrada del Santiago Bernabéu, durante la celebración del partido Real Madrid – Athletic Club de Bilbao. Un dispositivo especial de seguridad retiró 2.500 abonos a espectadores que no eran los dueños de los mismos. El Club blanco permite la cesión sin contraprestación económica, y, por ello, se centró en el público extranjero. Los socios alegaban su desconocimiento del destino final y la respuesta del Real Madrid siempre fue contundente: “Como socio, usted es el máximo y único responsable de lo que suceda con su abono”. Justificados parte de los abonos retirados, el resultado final fue una requisa de unos 2.000 abonos, que posteriormente fueron devueltos en espera de que el Comité de Disciplina del Real Madrid comunicara la propuesta de sanción.

Esta, curiosamente, ha llegado esta semana, en la víspera del partido más trascendental de la competición. Y es contundente. En concreto, los burofax que se envían de forma masiva desde las Oficinas de la calle Concha Espina (Madrid), proponen una sanción de tres años de retirada de carnet, la segunda más dura, sólo detrás de la expulsión del socio del Club. Todo un ejercicio de intimidación para evitar más ventas, tal y como nos señalan socios afectados.

Negocio en manos del Club de Florentino Pérez

Pero mientras todo esto sucede, muchos socios denuncian como se hace la vista gorda a otro tipo de negocios de entradas. Cómo también ha informado Extraconfidencial.com, varias entradas a nombre de directivos blancos han sido revendidas por un valor superior al suyo, después de pasar por las manos de al menos dos intermediarios. Entre estas estaban seis entradas -ubicadas en la Tribuna, muy cerca del Palco-, correspondientes al partido de ida de la Supercopa de 2014 que enfrentaba a Real Madrid y Atlético de Madrid (20 de agosto de ese año), provenientes de la directiva de la entidad merengue fueron revendidas, en este caso a turistas extranjeros.

Esas entradas, que estaban a nombre del director del Área Social del Real Madrid, José Luis Sánchez, llegaron a manos de un primer intermediario, que quedó en un piso ubicado en Paseo de la Habana (Madrid), con un segundo intermediario, que trabaja en una Agencia de Viajes, al que se las vendía a un precio superior al original para este último “colocarlas” a los clientes  VIP de hoteles de lujo.

Las irregularidades no terminan aquí. También se ha denunciado que varios miembros de la directiva del Real Madrid supuestamente han traficado, de manera directa, con abonos y entradas. Es el caso de un directivo que vendió dos abonos por 10.000 euros, transacción que se realizó en dinero negro y sin facturas para no dejar prueba alguna. Otros gustan de alardear en establecimientos de ocio nocturno de la posibilidad de conseguir entradas VIP por debajo del precio oficial o incluso gratis. Estos ofrecimientos suelen ser realizados a jóvenes trabajadoras de los locales (chicas de imagen, relaciones públicas, camareras…). También hay varios socios que aseguran haber comprobado que, cuando ceden su abono al Real Madrid, este aparece directamente en diferentes páginas web de reventa y no en los medios oficiales de la entidad blanca. Son, en definitiva, malas artes que dañan profundamente la imagen del para muchos Club más importante del mundo, que es duro para el socio de a pie, pero no para sus altos cargos