Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA

Florentino Pérez eleva el nivel de seguridad en el Estadio Santiago Bernabéu y el Palacio de los Deportes mientras que el Ministerio del Interior decide mantener el nivel 4 de alerta antiterrorista

Enero 18, 2017
cacheos real madrid

“Mientras las circunstancias no cambien, tanto la Policía Nacional, la Guardia Civil como el CNI nos recomiendan que se mantenga ese nivel de alerta 4, que es el que ha permitido combatir y detener a tantos miembros de Dáesh“. Esta afirmación del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, define la situación actual de amenaza terrorista en la que vive España. Desde que se decretó por primera vez este nivel de alerta el 26 de junio de 2015, jornada en la que fueron asesinadas 90 personas en diferentes atentados en Francia, Túnez, Kuwait y Somalia, este ha permanecido inalterado.

Pero algo está cambiando en las últimas semanas si nos atenemos a las medidas de refuerzo de seguridad en algunos de los grandes eventos deportivos que se han celebrado en Madrid en los últimos días, en concreto en los partidos en los que tanto el Real Madrid de fútbol como la sección de baloncesto les ha enfrentado con equipos nacionales e internacionales.

Más seguridad privada, Policía Nacional dentro de las instalaciones y cacheos

El primer cambio se notó el 4 de enero, dos días antes de la festividad de Reyes y coincidiendo en el momento en el que la ciudad de Madrid blindaba sus cabalgatas de Reyes frente a un posible ataque con un camión o vehículo de gran tonelaje. En esa jornada se enfrentaba el equipo blanco con el Sevilla en el partido de ida de octavos de final de la Copa del Rey. A la entrada del Santiago Bernabéu sorprendió el cacheo al público, algo que se achacó tanto a un mayor riesgo de atentado por la Navidad y mucho más a que en partidos de Copa sacan entradas más aficionados conflictivos, como ex de la peña Ultra Sur, y se buscaba controlar a los mismos.

La sorpresa fue cuando este mismo hecho se volvió a repetir el sábado 7 en el partido contra el Granada. Grandes colas a la entrada por el cacheo de todo público adulto por personal de Prosegur, la empresa de seguridad privada que tiene contratada el Real Madrid, reforzado al que se añadía más presencia de la Policía Nacional en el interior del estadio Santiago Bernabéu. Pero esto no es exclusivo del fútbol. El pasado viernes también se repetían las grandes colas a la entrada del Palacio de los Deportes de la capital de España, donde jugaron el partido de Euroliga entre el Real Madrid y el equipo israelí Maccabi de Tel Aviv. También cacheos y una mayor presencia policial y no precisamente para cuidar a la afición visitante, que en su zona delimitada apenas tenía un par de Policías Nacionales alrededor.

No sabemos si el Club de Florentino Pérez ha tomado esta decisión de reforzar la seguridad por su cuenta o recomendado por el Ministerio del Interior o de la Delegación del Gobierno, pero que se repita en competiciones y lugares distintos deja clara una intencionalidad desconocida. De momento, el mejor consejo para el que acuda a algún evento deportivo como el que enfrentará hoy al Real Madrid y al Celta de Vigo en los cuartos de final de la Copa del Rey es, acuda antes al Estadio si no quiere perderse los primeros minutos del partido.