Menú Portada
Tras la impugnación de las cuentas de 2012, la preparación de una querella en su contra y la solicitud de su remoción como presidente

Florentino Pérez deposita su confianza en Manuel Delgado Solís, imputado en la trama ´Gürtel´ y abogado de Francisco Correa

Mayo 26, 2013

El licenciado en Farmacia y Derecho es consejero de ACS y de su filial Dragados desde abril del 2004

Figura involucrado en el caso por "relevante contribución al diseño de actos con apariencia de delictivos"

Desde el departamento de comunicación del grupo declinan contestar a la posible vinculación de la empresa en la trama, así como en el caso Bárcenas 

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
font-size:11.0pt;”Calibri”,”sans-serif”;}


No corren tiempos de bonanza para el sumo emperador de ACS y de la casa blanca del Real Madrid. El noveno hombre con mayor patrimonio de España -según la lista Forbes- ve amenazada su posición de privilegio y ya son varias las alarmas que se han encendido en su entorno de proximidad. Si la semana pasada, extraconfidencial.com se hacía eco de las quejas de los accionistas del grupo empresarial que comportarán la demanda acerca de la impugnación de cuentas de 2012 y una querella por presuntas responsabilidades penales, ahora, las grandes tramas de corrupción que turban a la sociedad española podrían incorporar en su caterva de implicados a Florentino Pérez.

Por un lado, la soga que se cierne con más fuerza sobre la cabeza de Florentino es la del caso ‘Gürtel’. Sin ir más lejos, Manuel Delgado Solis, ex abogado del cabecilla de la trama y principal imputado, Francisco Correa, es consejero de ACS y de su filial Dragados desde abril de 2004. No sólo Solís ha sido noticia por ser el defensor del hombre sobre el que parece recaer la responsabilidad última de la red de corrupción vinculada al Partido Popular, sino que él mismo ha sido integrado en el proceso judicial.

En octubre del pasado año, la Audiencia Nacional imputaba a los abogados Manuel Delgado Solís y José Antonio López Rubal en el marco de la causa en la que se investigan las actividades ilícitas de la trama de corrupción ´Gürtel´, ya que existían indicios suficientes de su “relevante contribución al diseño de actos con apariencia de delictivos” para ocultar fuera de España el patrimonio del líder de la red, Francisco Correa. La Fiscalía emite una acusación inconcusa contra los letrados, quienes “se excedieron del legítimo ejercicio de su profesión de abogados” y, “más allá del asesoramiento legal”, intervinieron en “el diseño y ejecución de estrategias dirigida a ocultar el origen y la propiedad del patrimonio” de Correa.    

En la página web de ACS, se presenta Manuel Delgado Solís, como “licenciado en Farmacia y en Derecho. En la actualidad es Consejero de ACS Actividades de Construcción y Servicios, de Dragados, y de Refinería Balboa, así como Presidente de Profesionales de la Medicina y de la Empresa (Grupo Hospitalario Hospital de Madrid). Ejerce la abogacía en su propio despacho”.

Si el pleito da la razón a la Fiscalía, el nombre de ACS se vería de nuevo manchado por un caso ilícito que apuntaría directamente hacia su Consejo de Administración. Queda por saber si Manuel Delgado Solís también habría practicado un ‘lavado de cara’ a las cuentas económicas de ACS, o hubiera “excedido el legítimo ejercicio de su profesión” en favor de Florentino Pérez, como la Audiencia ya le acusa de haberlo hecho en nombre de Correa.

El departamento de comunicación del grupo empresarial, hace caso omiso a las preguntas planteadas por extraconfidencial.com a este respecto a través de su director, Juan José Díaz y dando la callada a varias cuestiones entre las que se encontraba una posible vinculación de ACS con la trama ‘Gürtel’. 

Caso Bárcenas

En marzo de este curso, extraconfidencial.com ahondaba en la investigación acerca de los papeles del ex diputado del PP, Luis Bárcenas, por aquel entonces la investigación judicial de las supuestas donaciones realizadas por los principales empresarios de la construcción de España y sus empresas al Partido Popular conmocionaba los cimientos de la vida económica madrileña. “Estos supuestos pagos, registrados en los documentos manuscritos contables de Luis Bárcenas, coinciden en el tiempo con múltiples adjudicaciones públicas y millonarias realizadas por administraciones gobernadas por el PP a estas empresas. Se calcula que en el periodo de 2002 a 2013 estas empresas salpicadas por el caso Bárcenas (OHL, Sacyr Vallehermoso, Sando, Aldesa, Rubau, AZVI, Sedesa, etc) han facturado a la Administración más de 6.000 millones de euros en proyectos, y que han entregado al PP, al menos, 3,5 millones de euros”.

Grandes constructoras del territorio nacional entre las que podría estar también ACS. Desde el departamento de comunicación del grupo empresarial, ni confirman ni desmienten. Juan José Díaz, director de comunicación, tampoco no ha querido pronunciarse al respecto, obviando las preguntas planteadas por este periódico y dejando la interpelación en el aire.

Las dos tramas de corrupción, posiblemente las de mayor recorrido y trascendencia en este momento en nuestro país, podrían golpear de nuevo la reputación de Florentino. Una reputación minada ya por las pérdidas obtenidas de su inversión en Iberdrola y Hoftiech, dos gestiones deficitarias que han desembocado en la impugnación de las cuentas de 2011 y 2012 y que han llevado a los accionistas del grupo a solicitar la remoción del presidente en la Junta de Accionistas del pasado 10 de mayo.

Una situación insostenible que ha llevado a los socios de Florentino Pérez a asegurar que el empresario “tarde o temprano tendrá que sentarse en el banquillo. Por eso, el escudo de la Presidencia del Real Madrid es vital para él y nada ni nadie podrá arrebatárselo. Le va mucho en juego”.

Jesús Prieto