Menú Portada
Ex manager de la escudería Renault de Fórmula 1

Flavio Briatore: ¿Cree qué algunos de sus negocios pueden perjudicar la imagen de su amigo Alejandro Agag?

Septiembre 27, 2009

Su lujoso yate “Force Blue” se ha convertido en una ramificación del Palco del Estadio Santiago Bernabeu cuando lo presidió Florentino Pérez y ahora otra vez que el máximo mandatario de ACS se ha hecho con las riendas del equipo blanco. Invitados asiduos de Flavio Briatore son José María Aznar, Ana Botella, Alejandro Agag, su socio, y su esposa, Ana Aznar Botella. Amigos comunes, ni más ni menos que el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi. Todos ellos gustan de
Porto Cervo en Cerdeña lugar de su ruinosa discoteca Billonaire. Ahora, se ve apartado de por vida de la Fórmula 1 tras la decisión del Consejo Mundial de la Federación Internacional de Automovilismo. Ya no es manager general de Renault. Ya no puede entrar al “paddock”. Abandona por la puerta de atrás la escudería liderada por Fernando Alonso a causa del escándalo descubierto por el posible amaño de la carrera de Singapur 2008 en la que el director italiano pudo haber ordenado a Nelson Piquet Jr empotrar su coche contr

pq_861_briatore.jpg

Nació el 12 de abril de 1950 en Verzuelo, en el norte de Italia, hijo de un modesto abogado de nombre altisonante, Adelio Ponce de León. Sin apenas estudios (posee sólo un diploma en geometría, obtenido con la puntuación mínima en el Instituto Fassino di Busca), ha ejecutado grandes negocios con la moda, especialmente con la firma Benneton. Briatore es sinónimo de un estilo de vida fundado en la diversión, pero cimentado en una gran visión para los negocios y las alianzas estratégicas. Conquistador empedernido, ha mantenido relaciones con Naomi Campbell -de la que fue novio oficial durante dos años-, Adriana Volpe y Heidi Klum, quien le dio su único hijo conocido, Leni, una niña nacida en 2004, aunque siguió siendo soltero.

Conocedor de los caprichos de la jet-set, se dedica, además, a montar fiestas exóticas para los multimillonarios en su sala exclusiva de Porto Cervo (Cerdeña), inaugurada el 12 de julio de 2002 con el nombre de Billionaire y cuya propiedad comparte con Daniela Santaché, diputada del partido Alianza Nacional (AN), “socio” en el Gobierno de Silvio Berlusconi. Pero no es oro todo lo que reluce.
1. ¿Cree qué algunos de sus negocios pueden perjudicar la imagen de su amigo Alejandro Agag?

2. ¿Teme que alguna de las mujeres con las que se ha relacionado filtre información como le ha sucedido al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi?

3. ¿Solicitó la intermediación de Alejandro Agag y José María Aznar para que TVE renunciará a los derechos de emisión de la Fórmula 1 a favor de Tele5?

4. ¿Comió o cenó alguna vez en el Palacio de La Moncloa cuando José María Aznar era presidente del Gobierno?

5. ¿Qué hará ahora con el equipo que comparte con Alejandro Agag al ser apartado de por vida de la F-1?

6. ¿Qué negocios mantienen con el ex jugador del Real Madrid, Michel Salgado?

7. ¿Solicitó que no se involucrara a Fernando Alonso en el amañado accidente de Singapur 2008?

8. ¿Qué comisión le cobra al piloto español?

9. ¿Ha servido de puente con el Banco de Santander para la entrada de Alonso en Ferrari?

10. ¿La escudería del caballo ya le ha ofrecido un puesto en la sombra?

11. ¿Cómo finalizó su relación con Ernesto Saénz de Buruaga y Telefonica?

12. ¿Ha tenido algún trato de favor por parte del Aga Khan para financiar sus ruinosos negocios en Cerdeña?

13. ¿Ha mantenido relaciones comerciales con el Banco Portugués de Negocios, intervenido recientemente?