Menú Portada
EXCLUSIVA
Primeras palabras de la presentadora tras la muerte de Dieter Frerichs

Fiona Ferrer: “A mi padrastro lo han asesinado”

Julio 4, 2010

Sorprendente e insólito. El empresario alemán Dieter Frerichs, padrastro de la presentadora y modelo Fiona Ferrer, falleció en circunstancias todavía por resolver. Mientras la Policía Nacional habla de suicidio, la familia apunta al asesinato.

pq_922_fiona.jpg

No se lo puede creer. Fiona Ferrer está en estado de shock. Todavía no ha asimilado lo que ha ocurrido con su padrastro, Dieter Frerichs, un acaudalado empresario alemán que desde hace unos meses era buscado por una presunta estafa. Cerca del mediodía, un disparo acababa con la vida de Dieter y tendía su cuerpo sobre las cálidas aguas de Mallorca. Tres funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía presenciaron los hechos desde una roca cercana. Según precisaron desde la Policía, Frerichs, subido a una plataforma, agarró una pistola de su propiedad y se pegó un tiro. Fuentes policiales advierten que los hechos se produjeron cuando Dieter estaba a punto de ser detenido por un supuesto desfalco de dos cientos millones de pesetas: “Dieter, no lo hagas”, parece que le espetaron los agentes.
 
Sin embargo, y según la información divulgada, el empresario hizo caso omiso. Disparó al aire y luego se colocó la pistola en la cabeza y apretó el gatillo. Al parecer, su mujer, la elegante Mietta Leoni, y Fiona Ferrer presenciaron los dramáticos hechos desde la vivienda. A pesar de que la información publicada por todos los medios de comunicación proviene directamente de fuentes de total solvencia, la familia advierte que los datos aportados por la Policía no se ciñen a la realidad. De hecho, Fiona me asegura que en estos momentos se está investigando si la muerte de Dieter responde a un ajuste de cuentas o a un terrible acto de vandalismo: «se está investigando porque podría haber sido un asesinato, a mi padrastro lo han asesinado», me espetó la siempre agradable Fiona que no entiende nada de lo ocurrido: «estoy completamente desconcertada, sólo quiero que la gente sepa que ni la policía entró en nuestra casa ni que Dieter se disparó para evitar cualquier tipo de condena, pena o juicio. Que quede todo bien claro. Estábamos tranquilamente en casa, nadie huyó porque en mi familia no hay ningún estafador. Dieter no era dueño de ningún fondo, era simplemente directivo de la empresa y como tal tenía que declarar. No se ha incumplido ninguna ley por nuestra parte. Ver morir a alguien que quieres delante de ti es un trauma muy grande». Fiona está destrozada. Es una mujer sensible, dulce y tremendamente familiar. Se ha desvivido por y para cada uno de sus amigos. Por eso chirría todo lo que le está ocurriendo. Ahora le queda lo peor: asumir y plantar cara. Suerte.
 
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)