Menú Portada
Le salva los rendimientos del fondo de reserva

Fidalgo alerta de que la Seguridad Social podría entrar en déficit en tres años

Abril 26, 2010
pq__fidalgo.jpg

El ex secretario general de CCOO José María Fidalgo ha advertido de que la caja de la Seguridad Social podría entrar en “números rojos” en tan sólo 3 años, si no se tienen en cuenta los rendimientos que obtiene del Fondo de Reserva, que actualmente suponen una parte importante del superávit.

Así lo sostuvo Fidalgo durante una “Jornada sobre Pensiones Privadas” organizada por Mapfre, en la que llamó a que se reforme de forma urgente el sistema de pensiones para garantizar la sostenibilidad de las prestaciones a los jubilados futuros.

En este sentido, animó a que se abra un “debate público sin trampas” que aborde todos los aspectos de la reforma, que a su juicio está “atascada” en la Comisión del Pacto de Toledo porque sus miembros prefieren aplazar los cambios hasta la próxima legislatura.

“Las élites están haciendo un flaco servicio y haciendo daño a la sostenibilidad del sistema”, dijo Fidalgo, que calificó de “cínicos e indocumentados” a quienes rechazan la reforma.

De cara a los posibles cambios del sistema, el ex secretario general de CCOO apoyó el retraso en la edad de jubilación, aunque insistió en que la clave reside en establecer incentivos para que se trabaje durante más tiempo.

En este sentido, criticó que las empresas “carguen el muerto” de las prejubilaciones a la Seguridad Social, ya que “los ajustes empresariales los deberían pagar ellos”.

“Existe una política de doble moral en las grandes corporaciones”, manifestó Fidalgo, que afirmó que “los ajustes en las estrategias de crecimiento empresarial no se pueden financiar extendiendo el riesgo al sistema de la Seguridad Social”.

Asimismo, abogó por que se reforme la jubilación parcial, que “es un coladero para las prejubilaciones” y un “negocio ruinoso” para la Seguridad Social, aunque admitió las dificultades que podría ocasionar al afirmar que “el ministro que haga esto tiene que tener unos brazos como Hércules.