Menú Portada
Al parecer, ha incumplido con su obligación en los pagos pendientes con sus proveedores

Ferrovial tendrá que hacer frente a indemnizaciones millonarias si prosperan las denuncias por morosidad

Diciembre 28, 2011
pq_926_rafael-del-pino.jpg

Ferrovial podría tener que hacer frente a indemnizaciones millonarias si las denuncia presentada recientemente por la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM) prospera en el juzgado. Al parecer, esta dos compañía ha incumplido su obligación en lo que se refiere a los pagos que tienen pendientes con sus proveedores, y la PMcM considera que se han saltado la legislación vigente en materia de plazos de desembolso entre empresas y suministradores.

Así las cosas, el Juzgado de lo Mercantil de Madrid ha admitido a trámite las diligencia preliminares que la PMcM interpuso contra Ferrovial el pasado 16 de noviembre, respectivamente.

Por otro lado, hace sólo unas semanas que se practicaron los procedimientos preliminares, en el Juzgado de lo Mercantil de Alicante, contra la Cooperativa de Ferreteros de Alicante (Cofedal) por prácticas de morosidad, y en el Juzgado de lo Mercantil de Barcelona se celebró la vista para resolver la oposición de Leroy Merlin a la práctica de las diligencias preliminares solicitadas por la PMcM.

Esta empresa francesa, que en su país cumple con la llamada ´Ley Sarkozy´ aprobada en 2008 y que contempla unos plazos de entre 56 y 48 días de pago, en España alega ante los tribunales regirse por la Ley del Comercio Minorista, que no fija plazo alguno.

La plataforma ha solicitado asimismo la creación de un reglamento sancionador que establezca los importes de las sanciones por incurrir en prácticas morosas, que podrían llegar hasta los 900.000 euros.

La PMcM inició estas acciones judiciales después de la entrada en vigor, en julio de 2010, de la nueva Ley de Morosidad, que le permite denunciar a las empresas que incumplen los plazos de pago. La ley estableció un calendario de aplicación que quedó fijado en 85 días en 2011, 75 días en 2012 y, finalmente, un tope de 50 días a partir de 2013.

La  PMcM propone medidas como la definición y aprobación de un reglamento y, sobre todo, de un régimen sancionador por incumplimiento que concrete los mecanismos de aplicación de la nueva normativa. Por ello, la PMcM ha elaborado una Proposición de Ley por la que se establecen multas de entre 300.001 a 900.000 euros para infracciones muy graves, de 30.001 a 300.000 euros para las graves, y de 6.000 a 30.000 euros para las leves. Este régimen contempla asimismo que las comunidades autónomas puedan decretar el cierre temporal de empresas que hayan reincidido tres veces en infracciones muy graves.

La Plataforma Multisectorial considera que la actitud incumplidora de algunas empresas, de no reducir los plazos de pago en las operaciones comerciales, puede frustrar el esfuerzo de muchas otras que sí están cumpliendo la nueva Ley. Un informe realizado por la propia PMcM establece la reducción en el plazo de pago, en el sector privado, de 101 a 93 días de media.

“Pretendemos crear jurisprudencia”

El presidente de la PMcM, Rafael Barón, aclaró que el objetivo de esta iniciativa es “crear jurisprudencia” para que las empresas estén obligadas a cumplir con los plazos de la nueva Ley de Morosidad y para que los acreedores tengan una representación ante la Justicia. Por otro lado, Barón destacó que las empresas extranjeras y las multinacionales son las que más cumplen con los plazos, ya que “tienen muy claro” que la nueva normativa les obliga a incluir los plazos de pago en los informes de auditoría y quieren “evitar salvedades”.