Menú Portada

Ferrari asalta la Bolsa de Nueva York con pole, pódium y victoria

Octubre 22, 2015
ferrari1

Ferrari, la marca de deportivos italianos propietaria de la escudería más exitosa de todos los tiempos supera toda las expectativas en su primer día en bolsa. Ahora no solo gana sobre el asfalto sino también sobre el Parqué y en la primera jornada como valor en el mercado de valores por excelencia, el neoyorquino, ganó un 5,77% en su estreno durante una jornada bajista. Con un valor de 52 dólares por acción en las poco más de 17,18 millones de títulos lanzados al mercado, llegaron a obtener un beneficio del 15% en las primeras horas del día, lo que puede considerarse todo un éxito, especialmente si miramos lo ocurrido al otro equipo de Fórmula 1 que corre en bolsa, Williams, cuyo valor se despeñó a casi la mitad al poco de salir. Ciertamente se trata de compañías muy distintas, y con finalidades muy diferentes; si la escudería británica tiene al equipo como núcleo y eje de su negocio, los italianos muestran los 7.255 coches que vendieron el año pasado, y de hecho no venden más porque quieren preservar su aura de exclusividad. Precisamente en sus planes está el colocar antes de 2020 nueve mil coches en sus concesionarios, esto es, crecer pero sin disparar sus cifras de ventas para seguir manteniendo esta pátina de vehículos únicos.

La marca Ferrari construye coches excepcionales, pero el grueso de su valor se basa precisamente en su imagen, no en vano un enorme porcentaje de sus beneficios vienen directamente de sus franquicias en forma de merchandising, productos de lujo o hasta parques temáticos como el existente en Abu Dhabi y el que se construye al lado de Port Aventura.

Marchionne, el “Steve Jobs” italiano

La firma no solo no ha sufrido en estos tiempos de crisis sino que su beneficio ha crecido al elevar el precio de sus vehículos y la puesta a la venta de algo menos del 10% del valor de la compañía ha servido para que Fiat-Chrysler, la casa matriz se embolse casi 800 millones de euros con los que apuntalar un negocio en plena expansión con especial interés en hacer crecer Jeep, Chrysler y Maserati en los Estados Unidos. En el caso de los primeros, han multiplicado las ventas medias de sus modelos casi por diez gracias al Jeep Renegade, o en el caso de los señoriales y elegantes deportivos Maserati, han incrementado las ventas desde las 5.675 unidades colocadas en el mercado yankee en 2010 a las 36.448 del año pasado.

ferrari2

El cerebro que hay tras toda esta exitosa operación es un italiano que tiene más de Steve Jobs que de ejecutivo agresivo de la city londinense: Sergio Marchionne, un tipo alérgico a los trajes y que hasta en las ceremonias más suntuosas —ayer mismo en la salida a bolsa— iba ataviado con su eterno jersey oscuro, lo que junto a sus gafas le da aspecto de profesor de instituto de provincias.

El relevo de Mercedes en la cúspide de la Fórmula 1

Sabedor de la importancia del equipo de carreras y que recabasen resultados contantes y sonantes, Marchionne entró como una locomotora en Maranello e invirtió más de 100 millones de euros. Gracias a ellos la sombría temporada protagonizada por la formación en 2014 exenta de triunfos, y con apenas dos podiums para Fernando Alonso, ha pasado en este 2015 a un avance que James Allison, ingeniero jefe de la escudería valora en 8 décimas, una mejora espectacular y que ha permitido que Sebastian Vettel haya pisado en once ocasiones en pódium, haya ganado en tres ocasiones, y vaya segundo en el Campeonato del Mundo de Pilotos (y supera a Nico Rosberg con uno de los imparables Mercedes)

Marchionne ha revolucionado su compañía, al equipo de carreras, y ve como compañías como Tesla y previsiblemente Apple van dando largas zancadas en el mercado de los eléctricos, algo que no le quita el sueño, pero ya ha declarado que se está imponiendo como una de sus metas. Que a nadie extrañe que dentro de poco en su catálogo empiecen a aparecer vehículos directamente eléctricos, ya que los híbridos brillan por su ausencia dentro de los que tiene puestos a la venta.

En cuanto al equipo de carreras, les va a ir muy bien, y a nadie debería escapar el significado de la fecha elegida para su salida a bolsa: coincidiendo con el Gran Premio de Estados Unidos, el país donde más coches venden, casi uno de cada tres. Ferrari significa el 3% de las ventas del grupo, pero son unos coches que aportan casi el 9% de los beneficios. Por eso, a nadie debería extrañar que la nueva escudería norteamericana HaasF1 que hará su aparición en la temporada 2016 no sólo lleve motores italianos sino que mantenga un continuo flujo de datos y personal con la sede central en Maranello. A Ferrari le va air muy bien en las pistas, y ya se barrunta que será el equipo a batir cuando el ciclo Mercedes toque a su fin. Dinero no le va a faltar.

José M. Zapico

@virutasf1