Menú Portada
En Lotus abrirían la puerta de par en par al de Oviedo, pero su presupuesto sufre desde hace años

Fernando Alonso tiene un plan

Noviembre 2, 2014

El asturiano aún negocia con Maranello su finiquito y del que, en los mentideros de la F1, indican que podría rondar los 50 millones de euros


Fernando Alonso no suelta prenda. Sólo sonrisas taimadas que aparentan felicidad a pesar de que en pruebas como la del fin de semana pasado su meta tan sólo fuera “acabar la carrera“, pobre deseo para el primer jinete del mítico cavallino rampante. Los rumores no son nuevos pero ahora son más firmes e insistentes que nunca y apuntan a que el de Oviedo hará sus maletas al acabar esta temporada para reinstalarse en el que fuera su equipo en 2007: McLaren. El bicampeón va soltando pistas con cuentagotas “no llevaré un motor Mercedes“, “vamos a ilusionar a los aficionados”, “haré lo mejor para Ferrari” aunque no afirma nada de manera categórica… juega con los medios. A pesar de ello, todo encaja con uno de los sueños aún no cumplidos del bicampeón: recabar tres entorchados como su admirado Senna, y ningún reto mejor que lograrlo con los mismos mimbres con que lo hizo el brasileño, en McLaren e impulsado por un motor Honda.

De forma tradicional el corredor suele presentar con mucha antelación sus cambios de trayectoria. No en vano, el 19 de diciembre de 2005, cuando aún le quedaba una temporada completa con Renault, dijo que se iría a McLaren (más de un año de antelación). La jugada no gustó demasiado en el seno de la formación que tuvo que atenderle todo 2006 con media sonrisa; la otra media se la guardaban ante la tesitura de saber que apreciaba más otros destinos. Su marcha a Ferrari fue anunciada el 30 de septiembre de 2009, durante otro periodo de inactividad en los circuitos, justo antes del Gran Premio de Japón.

Hasta Abu Dhabi no se hará ningún anuncio
 
La actual nebulosa de indefinición y su silencio alimentan un tsunami de rumores, pero hay elementos de juicio que si se conocen ya. Sebastián Vettel ha anunciado su salida de Red Bull; aunque no ha aclarado públicamente que lo que va es a sustituir al asturiano en el equipo rojo, donde todo apunta que no lo anunciarán de manera oficial hasta que Alonso no haya certificado su salida, ni la presumible llegada a McLaren, forzando a su vez el despido de Jenson Button al que ya se le sitúa en el WEC (Mundial de resistencia). En esa carambola contractual hay varios elementos que hacen pensar que hasta el fin de la temporada en Abu Dhabi no se hará ningún anuncio.
 
Al parecer, mientras McLaren no quiere dejar en una posición débil a la hora de negociar al que ha sido su hombre durante años, Jenson Button, Alonso aún negocia con Maranello su finiquito y del que en los mentideros de la F1 indican que podrían rondar los 50 millones de euros, Por su parte, Honda no quiere sólo a Alonso en McLaren al lado del novato Kevin Magnussen y aún podrían sorprender a todos con el fichaje de otra estrella que le acompañase, mostrando la puerta al nórdico que, a pesar de su sorprendente inicio de temporada, poco a poco se ha ido desinflando.
 
Son muchas las cábalas, intensos los rumores, pero pocas las posibilidades deseables realmente. En Lotus abrirían la puerta de par en par al de Oviedo, pero su presupuesto sufre desde hace años y aunque reciba motores Mercedes el año que viene, les queda mucho trabajo por delante para estar en una posición deseable. En una postura similar está Williams, y en Mercedes han dicho por activa y pasiva que allí no hay sitio para él, al igual que en Red Bull. En Ferrari sabe que no podrá ganar en varios años. 
 
Alonso jugará con la baza emocional de poder emular a su ídolo Senna cuando viaje de nuevo a Woking. Lo hará a bordo de un Honda Civic.
 
José M. Zapico
@VirutasF1