Menú Portada
Los graves problemas que tiene la escudería británica sobre el asfalto empiezan a pasar factura en el plano empresarial

Fernando Alonso, por fin, consigue puntuar con su McLaren-Honda pero su equipo necesita acometer cambios radicales

Julio 5, 2015

El director del equipo, Eric Boullier, espolea a sus socios nipones con declaraciones en las que duda de que con el actual retraso en los desarrollos no lleguen a tiempo para hacer una temporada digna ni siquiera el año que viene. Esta temporada, y por primera vez en años, McLaren no tiene ni uno de los llamados “title sponsor” ni un patrocinador de cierto peso que adorne los flancos de sus monoplazas


El piloto español Fernando Alonso ha logrado recabar durante el Gran Premio de Inglaterra su primer punto desde que volvióa correr para la escudería McLaren. Si su debut con Ferrari se zanjócon una espectacular victoria en Bahréin 2010, el estreno con el que fuera su equipo en 2007 está resultando un verdadero calvario, y está arrojando una situación en la que muchos observadores dudan de la paciencia del asturiano. El bicampeón español se marchó de la formación italiana cuando fue consciente de que pocas cosas cambiarían y que para ser Campeón del Mundo, nuevamente, tendría que hacer cosas diferentes.

A estas alturas y rozando el ecuador de la temporada, pocos dudan de que su vuelta a Woking no podía haber sido peor, y directamente no piensan en 2016 para verle en posiciones favorables sino que ya lo hacen directamente en 2017. El propio Alonso habla abiertamente de “un año de pruebas”, y el director del equipo, Eric Boullier, espolea a sus socios nipones con declaraciones en las que duda de que con el actual retraso en los desarrollos no lleguen a tiempo para hacer una temporada digna ni siquiera el año que viene. McLaren, el segundo equipo más laureado de la historia, la formación que dio cobijo a mitos como Lauda, Hunt, Hakkinen, Prost o Senna se arrastra por el fondo de la parrilla, acumula sólo cinco puntos por los 371 de Mercedes, y tan solo supera a Manor, un equipo que corre con dos rookies, un motor del año pasado y con dos solitarios y escuetos patrocinadores.

Button tres puntos, Alonso solo uno

En McLaren celebran con cierto alivio, pero sin alharacas, el primer punto logrado por Alonso, su piloto estrella –Button ya había logrado tres anteriormente-, pero son sabedores de que ser décimos de tan sólo trece coches no es algo como para descorchar champán. Peor podría haber sido, porque en la vuelta inicial los dos McLaren chocaron entre si, con un Button que se vio obligado a abandonar y Fernando que tuvo que pasar por boxes a sustituir su alerón delantero. Afortunadamente -y de manera casi sorprendente-, su motor aguantó hasta el final, algo que les suele estar vetado de manera casi sistemática. Es más, hasta han tenido suerte porque entre FIA y equipos les han permitido utilizar una quinta unidad extra por piloto. El reglamento actual establece que sólo pueden ser cuatro los propulsores asignados a cada participante y los Honda de Button y Alonso se les han acabado ya. A partir de ahí, cada uno nuevo que se monte acarreará una masiva pérdida de puestos en parrilla lo que oscurece aún más el tono de gris de sus actuaciones.

Los graves problemas que tiene la escudería británica sobre el asfalto empiezan a pasar factura en el plano empresarial. Esta temporada, y por primera vez en años, McLaren no tiene ni uno de los llamados title sponsorni un patrocinador de cierto peso que adorne los flancos de sus monoplazas. La no llegada de dinero, digan lo que digan, debe pesar en las arcas de la compañía y con ello se ralentizan los costosos procesos de mejora y evolución de sus coches; a menos dinero, menos evolución. Eric Boullier ha declarado a la BBC que sigo diciendo a Arai-san —responsable de los motores Hondaque necesitamos ser competitivos lo antes posible. Comienza a haber discrepancias serias entre los dos socios, unos tienen prisa y necesidad por alcanzar éxitos lo antes posible para no dañar más su imagen comercial y los otros se defienden afirmando que lo que tienen entre manos es un proyecto a largo plazo. Un apunte: en televisión obtienen cuota de pantalla los coches que lideran la carrera o luchan por puestos, y a día de hoy los monoplazas de Woking no están en disposición de hacer esto. De ahí, su tiempo de exposición es prácticamente nulo. Esto no anima a los posibles patrocinadores

Dinero tienen, ¿pero tiempo?No

En los mentideros de la F1 se habla que el equipo de técnicos que tienen los japoneses es sumamente joven, les falta experiencia, que McLaren les ha ofrecido aportar sus soluciones a los problemas o incluso les han pedido que fichen a personal de otros motoristas y que aporten el conocimiento del que parecen carecer los orientales. Yasuhisa Arai se esfuerza en negar todo esto y que desean crecer y aprender de sus errores por si mismos pero es evidente que se encuentran en tierra de nadie, avanzan poco o muy lentamente y lastran al conjunto.

Aunque ya hay voces que se preguntan cuánto tiempo puede mantener Arai su puesto. En la cultura japonesa las dimisiones o despidos son muy poco frecuentes y es más fácil pensar que, poco a poco, se les puedan ir sumando personal más ducho en la materia que no parecen dominar. Su apuesta tecnológica ha sido arriesgada, pero cuando quieres superar a los mejores, tienes que hacer algo diferente, más arriesgado, y con una mira más larga, y eso lleva tiempo y dinero. Dinero tienen, ¿pero tiempo?… No. 

José M. Zapico

@VirutasF1